Internacionales

México refuerza presencia policial

Ejército apoyará el combate contra los cárteles que se disputan el control de la frontera con Estados Unidos

Tropas federales de México
Tropas federales de México iniciaron la búsqueda de los principales cabecillas de los carteles de Sinaloa. | Internet

Redacción Central |

Ejército apoyará el combate contra los cárteles que se disputan el control de la frontera con Estados Unidos

Tropas federales de México iniciaron la búsqueda de los principales cabecillas de los carteles de Sinaloa, del Golfo y Los Zetas, que se disputan el control de Nuevo León, frontera con Estados Unidos.

Para ello un millar de policías federales llegaron este domingo a Monterrey, capital del estado de Nuevo León, norte de México, para reforzar los operativos contra la delincuencia organizada, dijo Jorge Domene, portavoz del Consejo de Seguridad de Nuevo León.

El representante del organismo de seguridad estatal explicó a EFE que los nueve alcaldes que forman la zona metropolitana de Monterrey se reunieron con mandos militares y de la Policía Federal para acordar el despliegue de los efectivos.

En tanto, la Procuraduría General inició formalmente la averiguación del ataque al Casino Royale, donde «ninguna» de las víctimas presentó lesiones por balas o esquirlas de granadas, señalaron fuentes judiciales a la agencia Ansa.

El ministerio de Defensa indicó que por órdenes del presidente Felipe Calderón, 1.500 militares fueron enviados de inmediato a Nuevo León para reforzar la seguridad.

La Secretaría de Seguridad Pública (federal) avisó del envío también de 1.500 policías federales que se suman a los trabajos de seguridad y combate al delito apoyados de unidades blindadas, motocicletas, ambulancias, carros radio patrulla y helicópteros Black Hawk.

Nuevo León registra en los últimos dos años una escalada en la violencia que el jueves pasado tuvo su punto más álgido, cuando un grupo de ocho sicarios incendió el Casino Royale y causó la muerte de 52 personas por el fuego.

El atentado ocurrió presuntamente por que el casino no quería pagar una cuota al grupo de Los Zetas, quienes mantienen el control de la ciudad y los principales municipios de Nuevo León.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Agencias)

también te puede interesar