Internacionales

Argelia concedió refugio a esposa y otros familiares de Muammar Al Gaddafi

Aliados de la OTAN siguen sin poder localizar al líder libio mientras continúan los combates cerca de la ciudad de Sirte

Redacción Central |

Aliados de la OTAN  siguen sin poder localizar al líder libio mientras continúan los combates cerca de la ciudad de Sirte

La esposa de Muammar Al Gaddafi y otros miembros de su familia se refugiaron este lunes en Argelia, aunque el paradero del líder libio continuaba siendo desconocido .

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Argelia dijo que la esposa de Gaddafi, Safia, su hija Aisha y sus hijos Hannibal y Mohammed ingresaron al país este lunes por la mañana.

Un portavoz del Consejo Nacional de Transición (CNT) formado por los aliados de la Otan, acusó a Argelia, vecino occidental de Libia, de un acto de agresión y dijo que el Consejo buscará la extradición de Gaddafi.

Igualmente aseguro que Khamis, hijo de Gaddafi y comandante militar, murió en un enfrentamiento en las afueras de Trípoli. El reporte no pudo ser verificado de forma independiente.

En tanto, los combates continúan en los alrededores de la ciudad de Sirte, la localidad natal de Gaddafi, y una de las que aún siguen en poder de las fuerzas leales al gobierno.

Estados Unidos dijo el lunes que no tenía indicios de que Gaddafi haya dejado el país. «Si supiéramos dónde está, se lo diríamos a las fuerzas de oposición», afirmó un portavoz de la Casa Blanca.

Los bastiones de Gaddafi en Sirte y algunas localidades al sur, en las profundidades del desierto, siguen siendo un desafío para sus opositores y para Estados Unidos y la OTAN.

Mustafa Abdel Jalil, presidente del CNT, pidió a la OTAN que mantenga su campaña de ataques aéreos, iniciada hace cinco meses, confirmando así que sólo con esos bombardeos pueden enfrentar a los leales a Gaddafi.

El CNT ofreció una amnistía y una recompensa de 1,3 millones de dólares para cualquiera que mate o capture a Gaddafi.

.En Trípoli se oían disparos ocasionales pero las agencias humanitarias dijeron que registraron una recuperación de los servicios médicos y de otra índole.

Los habitantes de la capital, afectados por escasez de comida, combustible y agua, se aventuraron a salir para comprar antes de la fiesta del Eid al Firt, que pone fin al Ramadán, el mes del ayuno musulmán.

también te puede interesar