Internacionales

Intensos combates en Trípoli entre fuerzas leales y opositoras a Gaddafi

Ante la imposibilidad de localizar su paradero, los aliados de la OTAN prometen 1,7 millones de dólares a quien entregue o asesine al líder libio

Redacción Central |

Ante la imposibilidad de localizar su paradero, los aliados de la OTAN prometen 1,7 millones de dólares a quien entregue o asesine al líder libio

Intensos combates se libraban este miércoles cerca del cuartel general en Trípoli de Muammar Al Gadafi, tomado por los opositores al líder libio después de un salvaje bombardeo de los aviones de la OTAN que facilitaron la ocupación del complejo que estaba totalmente vacío.

Ante la frustración por la imposibilidad de localizar el paradero de Gaddafi, los atacantes anunciaron una recompensa de casi 1,7 millones de dólares por su captura vivo o muerto.

Bab Al Aziziya, donde está ubicado el recinto, y el vecino barrio de Abu Slim -bastión de las tropas fieles al gobierno eran escenario de duros combates, eran escenario este miércoles de duros combates.

Una densa humareda se elevaba a media jornada desde el sector del cuartel general, donde se escuchaban disparos de armas pesadas y se constataba que los opositores a Gaddafi retrocedían.

Varias calles del centro de Trípoli estaban desiertas debido a la presencia de francotiradores leales al gobierno diseminados por la capital y que también atacaban con disparos cerca del aeropuerto.

Horas antes, la supuesta «victoria» rebelde había sido celebrada ruidosamente en Trípoli y Bengasi, la «capital» de los insurgentes apoyados por la OTAN.

La iniciativa de poner precio a la entrega o el asesinato de Gaddafi, financiada por hombres de negocios libios, cuenta con la aprobación del Consejo Nacional de Transición (CNT), órgano político de la rebelión.

«Los miembros del círculo cercano (de Gadafi) que lo maten o lo capturen tendrán una amnistía garantizada por el pueblo», indicó a la prensa el presidente del CNT, Mustafa Abdeljalil.

Entretanto persiste el misterio sobre el lugar donde podría hallarse el «Guía» libio, que volvió a desafiar a la rebelión con dos mensajes sonoros.

En un discurso trasmitido por un sitio web de la televisora dirigida por su hijo Saif al Islam, explicó que había salido de su residencia en una «retirada táctica» a causa de los ataques de los aviones de la OTAN.

Por otra parte, informaciones de las agencias de noticias señalan que efectivos opositores al gobierno, que se dirigían supuestamente a atacar Sirte, la ciudad natal del líder libio, fueron frenadas por tropas leales que les hicieron retroceder.

Los rebeldes libios se enfrentaban inesperadamente este miércoles a fuerzas leales en Ben Jawad (este), que impedían el avance insurgente hacia al feudo gadafista de Sirte, anunció un portavoz militar.

Los combates ya causaron más de 400 muertos y 2.000 heridos desde que el sábado los rebeldes lanzaron el asalto a Trípoli ayudados por la OTAN, según Abdeljalil.

El presidente francés Nicolas Sarkozy, tras una reunión con el número dos de la rebelión libia Mahmud Jibril, dijo este miércoles que una conferencia de «amigos de Libia», que debe preparar la era post Gadafi, tendrá lugar el 1 de septiembre en París, demostrando una vez más que la injerencia de las potencias europeas en la vida de Libia quiere extenderse aùn después del cese de la guerra.

A su vez, el presidente venezolano, Hugo Chávez, denunció que la embajada de su país en Trípoli fue «asaltada y totalmente saqueada», en declaraciones en rueda de prensa este miércoles en el palacio presidencial en Caracas.

Mientras tanto, Estados Unidos, también interesado en sacar frutos de su participación en los bombardeos y la agresión contra Libia, buscaba que el Consejo de Seguridad de la ONU presionara a Sudáfrica para que aceptara el desbloqueo de mil 500 millones de dólares de haberes libios congelados para entregarlos a los opositores al gobierno, informaron diplomáticos.

El Consejo de Seguridad se reunió para tratar las ayudas a Libia, y diplomáticos estadounidenses dijeron que si no se alcanzaba un acuerdo sobre la liberación del dinero buscarían someterlo a una votación ante los 15 miembros del Consejo en 48 horas, ratificando la urgencia de las presiones de Estados Unidos y la OTAN por disponer de los dineros del Estado libio.

.Cuatro periodistas italianos, entre ellos los enviados especiales de los diarios Il Corriere della Sera, la Stampa y Avvenire, fueron secuestrados este miércoles en Libia, indicaron fuentes del gremio.

Entre los periodistas figuran dos reporteros del Corriere della Sera, uno de los diarios más influyentes del país, precisó Bruno Tucci, presidente del Colegio de Periodistas de la región de Roma..

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Agencias)

también te puede interesar