Internacionales

Leales a Gaddafi resisten en varias zonas de Trípoli

Opositores no lograron aún el control total de la ciudad y la OTAN bombardea ferozmente el complejo residencial de Muammar Al Gaddafi, el aeropuerto y otros barrios donde se registran combates

Redacción Central |

Opositores no lograron aún el control total de la ciudad y la OTAN bombardea ferozmente el complejo residencial de Muammar Al Gaddafi, el aeropuerto y otros barrios donde se registran combates

A pesar de las reiteradas informaciones difundidas por los voceros de la OTAN y de los opositores libios, tropas y voluntarios leales a Muammar Al Gaddafi siguen resistiendo en varias zonas de Trípoli, la capital del paìs.

Transmisiones en directo desde ese lugar, emitidas por la cadena Telesur, mostraron este martes imágenes de las zonas donde se realizan fuertes intercambios de disparos y la reinundación por la OTAN de violentos bombardeos especialmente contra el aeropuerto y el complejo residencial de Gaddafi, como señal inequívoca de que se mantiene la resistencia.

Igualmente, pudieron verse imágenes del recorrido hecho por varios barrios de la capital del hijo mayor de Gaddafi, Saif Al Islam, al que los opositores aseguraban tener arrestado, mostrando los contingentes de combatientes que continúan enfrentando a los atacantes.

Acompañado por periodistas extranjeros en el recorrido, aseguró que el gobierno mantiene el control de Trípoli, garantizó que su padre se encuentra vivo y en la ciudad dirigiendo las operaciones de contraataque y se mostró seguro de la victoria final.

Otro de los hijos de Gaddafi, Mohamed, fue rescatado de las manos de sus captores por un comando militar, acorde con una versión difundida por portavoces gubernamentales.

Por su parte, Prensa Latina señaló que la euforia de los opositores libios se troca en incertidumbre debido a su incapacidad de controlar totalmente esta capital o capturar al líder Muammar Al Gaddafi, cuyo paradero sigue siendo una incógnita.

A medida que la situación se complica, aumenta la posibilidad de una catástrofe humanitaria, advertida por entidades internacionales como la Cruz Roja y Médicos sin Fronteras, que coincidieron en aludir a la escasez de alimentos y medicinas para atender a los heridos en los combates callejeros.

Sólo en los bombardeos de la fuerza aérea de la alianza atlántica del domingo y la madrugada del lunes pasado, mil 600 personas murieron y varios centenares resultaron heridas, según el recuento oficial difundido por el ministro de Información Musa Ibrahim.

Continuos estampidos de armas pesadas y artillería reactiva se escuchan desde la dirección de Bab el Aziziya, donde está localizado el complejo residencial habitado por el líder libio, blanco en varias ocasiones en los seis últimos meses de los bombardeos de la OTAN en apoyo de los insurgentes.

también te puede interesar