Internacionales

Luz roja en la economía del planeta, advierte el Banco Mundial

Su presidente considera que está en una fase nueva y mas peligrosa por la crisis en las potencias capitalistas

Robert Zoellick
La economía mundial entró en una "fase nueva y más peligrosa” y los países de la zona euro deberán actuar rápidamente, estimó el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick. | Internet

Redacción Central |

Su presidente considera que está en una fase nueva y mas peligrosa por la crisis en las potencias capitalistas

La economía mundial entró en una «fase nueva y más peligrosa» y los países de la zona euro deberán actuar rápidamente, estimó el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick.

En una entrevista publicada este sábado por el rotativo australiano Weekend Australian, el estadounidense aseguró que los problemas de deuda soberana en la Eurozona son más inquietantes que los problemas «a medio y largo plazo» responsables de la degradación de la calificación crediticia de Estados Unidos, que desató un movimiento de pánico esta semana en las bolsas del mundo entero.

«Estamos en los primeros momentos de una tormenta nueva y diferente, no es igual que en 2008″, cuando estalló la crisis financiera, dijo Zoellick.

«En las últimas dos semanas, el mundo ha pasado de una dificultosa recuperación a varias velocidades, con los países emergentes y algunas economías como Australia creciendo bien y los países desarrollados con problemas, a una fase nueva y más peligrosa», añadió en la entrevista.

El presidente del Banco Mundial advirtió que, a diferencia de 2008, los gobiernos tienen ahora menos «margen de maniobra» para estimular la economía.

«La mayoría de países desarrollados ha agotado su margen fiscal y su política monetaria ha alcanzado la máxima flexibilidad posible», declaró.

En cuanto a los problemas de deuda en la Eurozona, las decisiones tomadas hasta ahora por los políticos «se quedan cortas respecto a lo que se necesita», aseguró.

«La lección de 2008 es que cuanto más tarde se actúa, más hay que hacer», dijo, preguntándose si los países europeos en dificultades «podrán superar en algún momento los problemas que los azotan».

El funcionario también alentó al primer ministro británico, David Cameron, a no arredrarse ante los recientes disturbios, y aseguró que el plan de austeridad adoptado por su Gobierno liberal-conservador el pasado año era «realmente necesario», a pesar del constante incremento de las protestas populares y de la represión oficial.

El viernes, Italia, víctima de la especulación financiera, endureció por segunda vez en un mes el plan de ajuste para equilibrar sus cuentas y frenar los ataques de los mercados a su economía, la tercera de la Eurozona.

Las medidas incluyen un impuesto de solidaridad sobre las rentas más altas y ulteriores recortes a los «costes de la política» con la fusión de provincias y alcaldías, así como el aumento gradual de la edad de jubilación para las mujeres a 65 años a partir del 2015.

Las nuevas medidas, con el recorte de 45 mil millones de euros adicionales entre el 2012 y el 2013, se sumarán al plan de austeridad aprobado en julio pasado para los próximos tres años por un valor de 48 mil millones de euros.

Italia reconoció estar dispuesta a aplicar una serie de reformas que modifiquen el mercado del trabajo y a emprender las privatizaciones de los servicios públicos, tal como lo han exigido otros países europeos y el Banco Central Europeo (BCE).

Las bolsas operaron el viernes con fuertes alzas, en medio de un frenesí de compras tras los derrumbes de la semana y algo apaciguadas por medidas contra la especulación en Europa y la reanimación del consumo en Estados Unidos, pese a la desaceleración de Francia y Japón.

Para Peter Cardillo, de Rockwell Global Capital, «el mercado trata de dejar de lado los temas de deuda pública en Europa y concentrarse en la economía», si bien «no se terminaron los problemas».

también te puede interesar