Internacionales

Caos en Londres: más de 200 detenidos durante represión a protestas

Manifestantes se enfrentaron a la policía tras la muerte de un joven por los agentes

Represión a protestas en Londres
Enmascarados se enfrentaron a policías y destrozaron comercios a plena luz del día en barrios pobres de Londres. | Internet

Redacción Central |

Manifestantes se enfrentaron a la policía tras la muerte de un joven por los agentes

Enmascarados se enfrentaron este lunes a policías y destrozaron comercios a plena luz del día en barrios pobres de Londres, luego de la segunda noche de una escalada de protestas con más de 200 detenidos que constituye la mayor ola de violencia en la capital del Reino Unido en varios años.

Los disturbios comenzaron tras la muerte de un joven a manos de la policía, pero residentes de las zonas afectadas y muchos analistas atribuyen la agitación al malestar social creciente en el Reino Unido por el desempleo, así como también a la represión policial.

La violencia estalló el sábado en la noche en el suburbio popular de Tottenham, en el norte de Londres, dos días después de que la policía matara a un hombre de 29 años, Mark Duggan, padre de cuatro hijos.

La tranquilidad fue relativa este domingo durante el día y noche en Tottenham, pero la violencia se propagó a otras zonas periféricas y hasta turísticas de Londres, donde grupos de 30 a 50 jóvenes chocaron con los agentes.

Los disturbios se repitieron este lunes por la tarde por primera vez durante el día, cuando protestantes se enfrentaron con la policía en el barrio capitalino de Hackney, en el este, e incendiaron vehículos en Peckham y Lewisham, en el sur de Londres, informó la cadena de noticias BBC.

En Hackney, grupos de enmascarados arrojaron piedras y otros objetos contundentes a la policía. Otro grupo destruyó ventanas y vidrieras de comercios.

La ministra del Interior británica, Theresa May, dijo que 215 personas fueron arrestadas y 25 fueron oficialmente incriminadas por los desórdenes, al tiempo que prometió llevar a todos los responsables ante la Justicia.

Un total de 35 policías sufrieron heridas en los disturbios, informaron fuentes del Cuerpo.

«Los disturbios en Tottenham el sábado por la noche y los subsecuentes en otras partes de Londres son totalmente inaceptables», dijo May, que interrumpió sus vacaciones y volvió a Londres para reunirse con los jefes de la policía.

El alcalde de Londres, Boris Johnson, también decidió recortar sus vacaciones y regresar a Londres para atender la situación, informó su oficina.

La policía desplegó agentes antimotines en los barrios afectados y advirtió que tomará medidas para evitar una recurrencia de desmanes.

En Tottenham, la principal calle comercial permanecía acordonada, y todavía salía humo de edificios incendiados luego de los dos días de violencia que siguieron a la muerte de Duggan.

Los trenes no se detenían hoy en la estación Hackney Central y los colectivos alteraron su recorrido para evitar el área, informó BBC.

Tottenham es una zona empobrecida con una población de gran diversidad étnica, una comunidad negra muy significativa y antecedentes de violencia social.

El barrio fue epicentro en 1985 de los disturbios de Broadwater Farm -el nombre de una zona del barrio-, una serie de enfrentamientos que condujeron al apuñalamiento fatal de un policía y dejaron cerca de 60 heridos, además de reflejar las tensiones entre la policía y la comunidad negra de la capital.

La policía dijo que Duggan fue baleado mortalmente cuando la unidad especial que investiga el crimen entre la comunidad negra detuvo el taxi que conducía.

La Comisión Independiente de Quejas Policiales, que investiga el hecho, dijo que agentes encontraron en la escena «un arma de fuego no policial», pero el diario The Guardian afirmó que Duggan al parecer no abrió fuego.

En el Reino Unido hay crecientes señales de tensión social desde que el gobierno aplicó un duro ajuste de 130 mil millones de dólares de aquí a 2015 para reducir el enorme déficit, que se multiplicó cuando el Estado gastó miles de millones para salvar a bancos en problemas.

El año pasado hubo masivas protestas estudiantiles y de docentes contra la triplicación de la matrícula y recortes de pensiones estatales.

En el episodio más notorio, jóvenes atacaron la limusina Rolls Royce en la que el príncipe Carlos y su mujer Camila se dirigían a un concierto.

también te puede interesar