Internacionales

Preocupación en Japón por contaminación de ganado vacuno

Más de mil vacas consumieron paja contaminada con cesio radiactivo

Cabezas de vacuno
Más de 1000 cabezas de vacuno alimentadas con paja contaminada con cesio radiactivo fueron enviadas a todo Japón desde Fukushima y otras prefecturas, dijo el miércoles la agencia de noticias Kyodo, un dato que genera preocupación tras la peor crisis nuclear en el mundo desde hace 25 años. | Internet

Redacción Central |

Más de mil vacas consumieron paja contaminada con cesio radiactivo

Más de 1000 cabezas de vacuno alimentadas con paja contaminada con cesio radiactivo fueron enviadas a todo Japón desde Fukushima y otras prefecturas, dijo el miércoles la agencia de noticias Kyodo, un dato que genera preocupación tras la peor crisis nuclear en el mundo desde hace 25 años.

La noticia llega al día siguiente de que Tokio ordenara la suspensión de todos los envíos de ternera desde Fukushima tras descubrir que hubo ganado alimentado con paja de arroz contaminada con altos niveles de cesio radiactivo que había sido enviado a mercados de todo el país.

Los consumidores japoneses están cada vez más preocupados por la seguridad alimentaria a raíz de detectarse contaminación en verduras, té, leche, marisco y agua por la radiación generada por la planta nuclear de Fukushima, que está situada a 240 kilómetros al norte de Tokio y resultó dañada por el terremoto del 11 de marzo pasado.

Un total de 1235 cabezas de ganado que comieron paja con cesio radiactivo fueron enviadas desde Fukushima y otras siete prefecturas a otras partes de Japón, informó Kyodo, frente a las 500 de que se informó el martes.

La paja contenía 500 veces más cantidad de cesio que los niveles considerados seguros.

El Gobierno está aún realizando pruebas para determinar si la carne estaba contaminada.

Los expertos dicen que las implicaciones para la salud del consumidor no están claras por el momento.

La planta de Fukushima, operada por Tokyo Electric Power 9501.T, continúa filtrando radiación cuatro meses después del desastre.

también te puede interesar