Internacionales

Latinoamérica celebró el Día Internacional de los Trabajadores

Mientras el movimiento obrero en Nicaragua, Cuba, Venezuela y Ecuador festejó la ocasión con la alegría de ser dueños de su destino y el anuncio de nuevos programas para beneficio popular, en otras naciones del continente los trabajadores reclamaron mejoras laborales y sociales

Celebran Día Internacional de los Trabajadores
Con la celebración de desfiles, manifestaciones y concentraciones, Latinoamérica celebró el Día Internacional de los Trabajadores, en jornadas que se movieron entre la alegría de varios movimientos obreros por ser dueños de su destino hasta protestas para reclamar mejoras laborales y sociales. | Internet

Redacción Central |

Mientras el movimiento obrero en Nicaragua, Cuba, Venezuela y Ecuador festejó la ocasión con la alegría de ser dueños de su destino y el anuncio de nuevos programas para beneficio popular, en otras naciones del continente los trabajadores reclamaron mejoras laborales y sociales

Con la celebración de desfiles, manifestaciones y concentraciones, Latinoamérica celebró el Día Internacional de los Trabajadores, en jornadas que se movieron entre la alegría de varios movimientos obreros por ser dueños de su destino hasta protestas para reclamar mejoras laborales y sociales.

Nicaragua fue el primer país del continente donde se festejó la efemérides, con una masiva concentración el viernes último en la Plaza de las Victorias de Managua, donde el Comandante Daniel anunció el aumento del Bono Solidario a 700 córdobas y además señaló que el crecimiento económico del país solo ha sido posible por el empeño del movimiento obrero.

En la oportunidad, Daniel expresó que el gobierno sandinista va a darle continuidad, y va a profundizar los Programas que se vienen desarrollando en todos los campos, para levantar la economía y la productividad, para generar más empleo, para que puedan mejorar aún más los salarios y para que se puedan respetar los derechos de los trabajadores en todos los centros de trabajo del país.

Por otra parte, este domingo, cientos de miles de cubanos, encabezados por el presidente Raúl Castro, marcharon a lo largo de la isla para reafirmar el modelo socialista y continuar defendiendo las conquistas alcanzadas en los 50 años de Revolución.

En todas las plazas del país, se sintió la misma alegría por vivir en un país libre, que tiene en el centro de sus preocupaciones a los trabajadores.

Unos 1500 invitados especiales de más de 60 países, muchos de ellos dirigentes sindicales,  participaron en la manifestación

En Venezuela, el Día Internacional de los Trabajadores se celebró con marchas y concentraciones en Caracas, donde miles de personas tomaron varias calles de la capital y se concentraron en la céntrica avenida Bolívar para festejar la ocasión y expresar su respaldo al presidente Hugo Chávez.

En un discurso que ofreció en la avenida Bolívar, Chávez dijo que desde hace 12 años comenzó este proceso revolucionario en el cual cada día que pasa y pasará los trabajadores han venido tomando un papel protagónico en la construcción, defensa e impulso de la revolución socialista en Venezuela.

El mandatario resaltó como un logro de la administración el reciente incremento del salario mínimo, que se realizará en dos tramos (en mayo 15 por ciento y 10 por ciento en septiembre) y que llevará el sueldo mínimo de 284 dólares a 360 dólares.

En Ecuador, las  marchas de conmemoración del Día del Trabajo estuvieron matizadas por la campaña electoral con miras a la consulta popular del 7 de mayo, que busca, entre otros temas, la reestructuración del poder judicial.

Simpatizantes al gobierno del presidente Rafael Correa se movilizaron por las calles con pancartas y colores alusivos a su posición en el referendo.

El presidente de la Confederación de Trabajadores del Ecuador, Santiago Yagual, declaró el domingo que el apoyo al gobierno en la consulta se debe a que Correa ha impulsado el cambio de las estructuras políticas y laborales.

Sin embargo, el panorama en otros países del continente fue diametralmente opuesto, pues en las mayorías de las naciones, las marchas expresaron reclamos por mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores.

En Honduras, por ejemplo, los trabajadores se manifestaron en una sola estrategia de acción contra los mismos problemas causados por la explotación, la iniquidad, la exclusión y la corrupción, según dijo el secretario de la Confederación Unitaria de Trabajadores, José Luis Baquedano.

Estamos aquí para exigir al gobierno medidas más contundentes para combatir la pobreza, inseguridad, desempleo, corrupción y respeto a los derechos humanos, aseguró en la marcha Daniel Durón, secretario de la democristiana Central General de Trabajadores.

Por su parte en Chile, la Central Unitaria de Trabajadores convocó el domingo a un paro para octubre y a presionar al gobierno del presidente Sebastián Piñera porque las promesas de campaña se han quedado sólo en anuncios.

El presidente de la CUT, Arturo Martínez, llamó a los trabajadores a viajar al puerto de Valparaíso el 21 de mayo, cuando el presidente rinde su informe de gobierno ante el Congreso.

La mayor desigualdad social está en el mundo del trabajo donde la precariedad, los bajos salarios y la falta de cobertura social generan necesidad y hogares pobres que son presa fácil para la explotación, dijo Martínez ante unas 30 000 personas.

Algo similar también ocurrió cuando los trabajadores colombianos marcharon por las principales calles del país y se registró un enfrentamiento entre manifestantes que lanzaron piedras a los policías, los cuales a su vez les arrojaron gases lacrimógenos.

Los reportes me dicen que son marchas pacíficas en todo el país, explicó telefónicamente el presidente de la Confederación General de Trabajadores de Colombia, Julio Roberto Gómez, al comentar las anormalidades producidas durante la jornada.

Otro tanto se reportó en Lima, donde obreros afiliados a la Confederación General de Trabajadores del Perú marcharon por las calles de Lima reclamando mejores sueldos y condiciones de trabajo.

Reclamamos aumento de sueldos, una ley laboral más equilibrada, un trabajo digno porque son muchos los peruanos que laboran en condiciones infrahumanas, dijo Mario Huamán, dirigente de la confederación.

El presidente de la asociación de exportadores, José Silva, recordó que todavía 70 por ciento del total de la población económicamente activa de Perú, unos 15 millones de peruanos, no tiene derecho a vacaciones ni a la seguridad social.

También en Santo Domingo, cientos de trabajadores dominicanos marcharon por el centro de la capital para exigir 30 por ciento de aumento al salario mínimo y 25 por ciento a sueldos más altos.

El secretario general la Confederación Nacional de Unidad Sindical, Pepe Abreu, recordó que según el informe anual de la Organización Internacional del Trabajo, el salario mínimo dominicano es uno de los más bajos de América Latina.

Los manifestantes portaron pancartas en las que advertían que realizarán próximamente una huelga general.

La representante de la Asociación Dominicana de Profesores, María Teresa Cabrera, insistió que además de la urgencia de un aumento salarial, el gobierno debe establecer mecanismos para enfrentar los incrementos de los precios de los productos básicos.

En Panamá la efeméride se celebró bajo las consignas de aumento general de salarios, rebaja y congelamiento de precios contra el alto costo de la vida y rechazo a reformas a la Ley de la Caja de Seguro Social.

Miles de trabajadores del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato) y Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (Conusi), marcharon desde el parque Porras, en el centro capitalino, hacia Plaza 5 de Mayo, cerca de la Asamblea Nacional.

Se trató de la primera marcha unitaria de ambas centrales sindicales, que se realizaron también en David, Chiriquí, Changuinola, Bocas del Toro, como expresión del interés de fortalecer el movimiento obrero nacional, indicaron sus dirigentes.

también te puede interesar