Internacionales

Fidel Castro, con su presencia, hizo estallar de emoción a delegados al Congreso de los comunistas cubanos

El líder de la Revolución arrancó aplausos y lágrimas de alegría del millar de asistentes al evento

Fidel, Raúl y Nemesia en la Clausura del VI Congreso del PCC
El líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, arrancó aplausos sostenidos por varios minutos y lágrimas de alegría del millar de delegados asistentes al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) al asistir, sin anuncio previo, a la sesión de clausura del evento. | cubadebate.cu

Redacción Central |

El líder de la Revolución arrancó aplausos y lágrimas de alegría del millar de asistentes al evento

El líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, arrancó aplausos sostenidos por varios minutos y lágrimas de alegría del millar de delegados asistentes al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) al asistir, sin anuncio previo, a la sesión de clausura del evento.

Previamente, en sus últimas reflexiones publicadas,  Fidel había ratificado su decisión de no ostentar cargo alguno en la dirigencia a elegir por el Congreso y mantenerse como un soldado de las ideas combatiendo por el Socialismo y por la Revolución.

En esta ocasión, apareció físicamente en la sesión final del Congreso donde se anunciaron los acuerdos adoptados por los delegados, en votación directa y secreta, entre ellos la elección de Raúl Castro como Primer Secretario del Comité Central del PCC.

Su entrada a la presidencia del plenario provocó el estallido de júbilo de los llegados desde los distintos rincones del país y esa expresión de alegría y cariño significo la expresión del homenaje al combatiente invicto que no dejará de ser militante del Partido que dirige y orienta la sociedad y el Estado cubanos.

Durante la cita partidaria, en cinco comisiones y plenaria se debatió el Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, que recibió el visto bueno luego de  intercambios y la amplia consulta popular.

También, el VI Congreso orientó al Gobierno la creación de una Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo de los aprobados  lineamientos Económicos y Sociales del Partido y la Revolución, sin menoscabo de las funciones de los organismos de la Administración Central del Estado.

Los delegados consideraron que el Informe Central resulta esencial para emprender las tareas futuras, fundamentalmente en la economía, y constituye una valoración objetiva del crucial momento que vive la nación.

Paralelamente no se descuidarán un instante los pilares que garantizan la soberanía e independencia de Cuba: la unidad del pueblo y su permanente disposición a defender a cualquier precio el socialismo.

El VI Congreso encargó además al Comité Central trasladar recomendaciones al Parlamento para perfeccionar los órganos del Poder Popular, el sistema electoral y la división político administrativa.

también te puede interesar