Internacionales

Agresores europeos pretenden entrar a Libia escoltando «ayuda humanitaria”

El gobierno de Muammar Al Gaddafi rechazó la maniobra

Maummar Al Gaddafi
Confirmando las evidencias de que se pretende un ataque armado por tierra contra Libia, el gobierno de esa nación rechazó este martes que la ayuda humanitaria para el país, acordada con la Organización de las Naciones Unidas, llegue escoltada por fuerzas armadas europeas, porque esto es considerado un operativo militar terrestre. | Internet

Redacción Central |

El gobierno de Muammar Al Gaddafi rechazó la maniobra

Confirmando las evidencias de que se pretende un ataque armado por tierra contra Libia, el  gobierno de esa nación rechazó este martes que la ayuda humanitaria para el país, acordada con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), llegue escoltada por fuerzas armadas europeas, porque esto es considerado un operativo militar terrestre.

La postura del Ejecutivo fue comunicada por el vicecanciller del país norafricano, Khaled Kaim, quien aseveró que «si hay algún despliegue de cualquier personal armado sobre suelo libio, habrá enfrentamientos y el gobierno libio no tomará esto como una misión humanitaria».

El funcionario agregó que se ofrecieron varias veces a ayudar a las organizaciones humanitarias para hacer su trabajo pero eso no interesó a las potencias agresoras que buscan penetrar en territorio libio con el disfraz de ayuda humanitaria, o sea el mismo pretexto con el cual justifican los bombardeos.

Las declaraciones coincidieron con nuevos bombardeos realizados por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan) en varias ciudades del país.

Entre los objetivos atacados está un cuartel general ubicado a 10 kilómetros al sur de Trípoli, la capital libia. El comandante de la alianza militar, Charles Bouchard, reportó que en este bombardeo no se produjeron víctimas, aunque crecen las denuncias contra las fuerzas extranjeras por las decenas de civiles muertos desde que comenzó la invasión en territorio libio.

El militar reconoció que la Otan «continuará su campaña para debilitar» al Ejército libio. En tanto, la televisión estatal libia y la agencia Jana informaron que durante esta jornada los bombardeos de las potencias imperiales cayeron sobre Trípoli, Sirte y Al Aziziya, en lo que denunciaron como una «agresión colonial cruzada».

Por su parte, el canciller británico, William Hague, confirmó que su país enviará asesores militares a la ciudad de Bengasi, donde se encuentran los grupos separatistas armados. La postura de Gran Bretaña se suma a la de Francia, Italia y Qatar, naciones que anunciaron que apoyarán en logística y comunicaciones a los sublevados.

Esto sucede mientras diferentes informaciones indican que los grupos separatistas armados están recibiendo armamento de las potencias occidentales, algo solicitado por sus líderes, contraviniendo todos los acuerdos internacionales y la propia resolución de la ONU.

(La Voz del Sandinismo-Agencias internacionales)

también te puede interesar