Internacionales

Denuncia Cuba intentos subversivos de Estados Unidos

Un documental transmitido por la televisión nacional prueba que EE.UU. paga intentos desestabilizadores contra la Revolución

Moisés Rodríguez y Carlos Serpa
Un trabajador de la Aduana cubana y un joven periodista se introdujeron en el ámbito de grupos contrarrevolucionarios y permitieron mostrar planes de Estados Unidos para intentar la desestabilización interna del país. | cubacoraje.blogspot.com

Redacción Central |

Un documental transmitido por la televisión nacional prueba que EE.UU. paga intentos desestabilizadores contra la Revolución

Un trabajador de la Aduana cubana y un joven periodista se introdujeron en el ámbito de grupos contrarrevolucionarios y permitieron mostrar planes de Estados Unidos para intentar la desestabilización interna del país.

Moisés Rodríguez y Carlos Serpa, en un documental transmitido por la televisión cubana, revelaron que las actividades de esos elementos llamados defensores de los derechos humanos según la propaganda en el exterior, realizan actividades conspirativas.

Durante poco más de media hora de duración del material fílmico relataron los vínculos que establecieron para su labor de penetrar a los grupúsculos contrarrevolucionarios donde participan Elizardo Sánchez, Marta Beatriz Roque y las llamadas Damas de Blanco, todos participantes en esos proyectos.

Rodríguez, trabajador aduanero, reveló como los contactos establecidos le permitieron recibir instrucciones directamente de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana para su participación en actividades de provocación a las autoridades.

La valoración de su accionar fue tan estimada que viajó a Estados Unidos para allí intercambiar con organizaciones contrarrevolucionarias y terroristas como Luis Posada Carriles y Santiago Álvarez.

Varias grabaciones presentadas en el documental constituyen pruebas de las órdenes directas recibidas desde Miami por los contrarrevolucionarios para tratar de provocar algún tipo de desordenes en la isla.

Serpa, por su parte, fue el acompañante de las Damas de Blanco reportando y amplificando sus actividades para los medios de difusión norteamericanos y aportó pruebas de las falsedades que debió transmitir, también para contribuir a confundir sobre lo que sucede en Cuba.

El documental muestra escenas de distribución de obsequios y dinero entre esas Damas de Blanco, enviados a través de las agencias de Estados Unidos que financian a grupos contrarrevolucionarios para tratar de subvertir el orden en Cuba.

Otras escenas fueron tomadas durante los encuentros de los mencionados elementos contrarrevolucionarios con los funcionarios de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en los instantes en que recibían instrucciones para la provocación de desordenes en el país.

Estudié en la escuela Lenin y ese fue un regalo que me hizo el Comandante Fidel Castro porque allí me forje en el amor a Cuba, declara Rodríguez en la parte final del documental.

Para mí lo único que importa es Cuba y a ella soy fiel como soy fiel a Fidel Castro, afirma también en los minutos finales el joven Serpa.

también te puede interesar