Internacionales

Presidente salvadoreño niega denuncia de canciller argentino

El jefe de la diplomacia argentina Héctor Timerman sostuvo que en el país centroamericano se enseñan métodos de tortura a los policías

Redacción Central |


El jefe de la diplomacia argentina Héctor Timerman sostuvo que en el país centroamericano se enseñan métodos de tortura a los policías

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, negó el sábado que en la Academia Internacional para el Cumplimiento de la Ley (ILEA), donde recibieron capacitación agentes de la Policía Metropolitana, se enseñen métodos de tortura y rechazó las denuncias del canciller argentino, Héctor Timerman.

«No entiendo de dónde el canciller Timerman hizo esas declaraciones, no las compartimos», afirmó Funes, en una entrevista con la TV salvadoreña, al desestimar las acusaciones del funcionario, quien sostuvo que en ese centro de capacitación se instruye a personal policial en prácticas vinculadas con técnicas de represión.

«Estaría dispuesto a abrir los programas de trabajo para que cualquier observador internacional u organizaciones de derechos humanos pueda verificar en el terreno que no es cierto lo que dijo el canciller argentino», afirmó el mandatario salvadoreño, que el 22 del mes próximo recibirá al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

En tanto, el canciller Timerman insistió en sus críticas a la escuela y anticipó que la Cancillería «revisará y evaluará de acuerdo con la Constitución qué convenios fueron firmados, quiénes participan en los cursos de entrenamiento y en qué consisten esos cursos».

«Está en la lógica de las facultades del Poder Ejecutivo saber quién va, conocer en detalle qué cursos se dictan y determinar si cada una de esas acciones es compatible con la política exterior argentina y con la Constitución y los tratados internacionales vigentes», dijo.

Timerman explicó que la ILEA se instaló en El Salvador en 2005 luego del rechazo de Costa Rica a que operase en su territorio. Incluso, dijo, muchos legisladores norteamericanos propusieron quitarle los fondos. La escuela es financiada por el gobierno de los Estados Unidos y fue autorizada por el Parlamento de El Salvador para formar personal especializado en la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y el crimen organizado.

Desprestigio

También el director de la Policía Nacional Civil de El Salvador (PNC), Carlos Ascencio, cuestionó las acusaciones de Timerman y defendió la escuela de formación. Calificó de «infundadas» las denuncias sobre la enseñanza de técnicas de represión.

«Es totalmente falso, son declaraciones infundadas y desafortunadas, porque desprestigian una institución que ha estado haciendo todo lo contrario», afirmó Ascencio.

Consideró una «dicha» y un «lujo» que esa institución funcione en el país, adonde llegan policías de distintas naciones. «Después de la historia que hemos tenido en El Salvador, nadie va a acompañar aquí una instrucción para la tortura», añadió el director.

«Es un privilegio para nosotros capacitar personal de la Policía Nacional Civil, junto con estudiantes de otras policías de la región y del continente», añadió el funcionario salvadoreño. Indicó, además, que también concurren a formarse fiscales y jueces.

Redacción Central La Voz del Sandinismo/La Nación

también te puede interesar

Una nueva perla para el Caribe

El Laboratorio para maricultura "Perla del Caribe”, está ubicado en el municipio de Laguna de Perlas en el Caribe Sur y constituye el tercero en...