Internacionales

Fundador de Wikileaks demostrará falsedad de las acusaciones en su contra

Julian Assange sostiene que el caso está políticamente motivado tras la difusión en su sitio de miles de cables confidenciales de la diplomacia estadounidense. El fundador de Wikileaks, Julian Assange, comparó el lunes los últimos meses de su vida con el encierro en una caja negra, bajo la etiqueta de violación, aunque la verdad poco […]

Julian Assange
El fundador de Wikileaks, Julian Assange, comparó el lunes los últimos meses de su vida con el encierro en una caja negra, bajo la etiqueta de violación, aunque la verdad poco a poco sale a flote. | Internet

Redacción Central |

Julian Assange sostiene que el caso está políticamente motivado tras la difusión en su sitio de miles de cables confidenciales de la diplomacia estadounidense.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, comparó el lunes los últimos meses de su vida con el encierro en una caja negra, bajo la etiqueta de violación, aunque la verdad poco a poco sale a flote, afirmó.

Tras la primera jornada del proceso de extradición, Assange habló brevemente a la prensa concentrada en las afueras del tribunal londinense de Woolwich, a la cual expresó que un trámite judicial libre demostrará la falsedad de las acusaciones en su contra.

Los abogados del comunicador australiano, Mark Stephens y Geoffrey Robertson, presentaron este lunes los argumentos contra el envío de su cliente a Suecia, donde pretenden juzgarlo por presuntos casos de acoso sexual.

A puertas cerradas transcurre el proceso que concluirá el martes con un veredicto cuyo contenido podría ser divulgado ese mismo día o más adelante.

Frente al edificio del tribunal, numerosas personalidades, entre ellas, la destacada activista por los derechos humanos Bianca Jagger, ofrecieron su respaldo al editor principal de Wikileaks.

Los procuradores de la defensa afirmaron en la vista que Assange no tendría un juicio justo si es extraditado a Suecia, aunque está dispuesto a cooperar con las autoridades de ese país ante las acusaciones, indicaron.

También argumentaron que los cargos aportados por la nación escandinava no serían punibles en Reino Unido por falta de pruebas suficientes de partes de las dos mujeres denunciantes de los supuestos abusos sexuales.

Assange sostiene que el caso está políticamente motivado tras la difusión en Wikileaks de miles de cables confidenciales de la diplomacia estadounidense y documentos secretos sobre las guerras en Irak y Afganistán.

Esas revelaciones, según los abogados defensores, acrecentaron el disgusto y la persecución de la Casa Blanca contra la plataforma online y su editor principal.

La extradición a Suecia podría ponerle en manos de la justicia norteamericana, a la cual consideran su mayor enemigo.

Tras una orden de detención internacional emitida por el país escandinavo, Assange fue detenido en Reino Unido el pasado 7 de diciembre, y nueve días después quedó en libertad condicional.

A partir de ese momento vive bajo estrictas medidas de seguridad y vigilancia en Ellingham Hall, a 200 kilómetros de Londres, donde prosigue su trabajo frente a Wikileaks.

también te puede interesar