Internacionales

Violenta jornada en Egipto dejó tres muertos y 1500 heridos

La oposición anunció que continuará las protestas hasta lograr la dimisión del mandatario egipcio Hosni Mubarak

Protestas en Egipto
Una palmera arde en los alrededores del Museo Nacional del Cairo. | AP

Redacción Central |

La oposición anunció que continuará las protestas hasta lograr la dimisión del mandatario egipcio Hosni Mubarak
» Violentos choques en El Cairo entre opositores y partidarios de Mubarak

Egipto vivió este miércoles una de sus jornadas más violentas con enfrentamientos entre defensores y opositores del presidente Hosni Mubarak, que dejaron al menos tres muertos y 1500 heridos, mientras se reportaron ataques a la prensa internacional.

El anuncio de Mubarak de que no buscará un nuevo mandato en las elecciones programadas para septiembre próximo no calmó la situación. Por el contrario, la oposición anunció que continuará las protestas hasta lograr la dimisión del mandatario egipcio y mantuvieron el día de salida convocado para el viernes para exigir la renuncia del presidente.

En tanto, el vicepresidente egipcio, Omar Suleiman, condicionó el diálogo con otras fuerzas políticas al fin de las protestas e instó a los manifestantes a regresar a sus hogares, según informó la televisión estatal egipcia Nile TV.

No habrá diálogo con las fuerzas políticas hasta que no cesen las manifestaciones y volvamos a la vida cotidiana, dijo Suleiman.

Durante la jornada del miércoles, los disturbios en las calles de El Cairo se tornaron más violentos al anochecer, con el lanzamiento de cócteles Molotov y gases lacrimógenos, además de piedras, bombas incendiarias y otros objetos, agrega la fuente.

Alrededor de 4000 seguidores del Partido Nacional Democrático del presidente Mubarak marcharon hacia la plaza Tahrir (de la Liberación) en el centro de la capital egipcia, que ha sido el epicentro de las manifestaciones de la oposición, y comenzaron a atacar a los manifestantes para intentar dispersarlos. Estos, a su vez, se defendían con piedras, según relataron testigos.

Entre los seguidores de Mubarak había vándalos, así como jinetes a lomo de camello blandiendo y utilizando porras y varas de hierro contra los manifestantes de la oposición. Algunos tenían incluso cuchillos. Los miembros del campo anti-Mubarak detuvieron a varios atacantes y los entregaron a los soldados, que se encontraban al otro extremo de la plaza.

también te puede interesar