Internacionales

Presidente egipcio pidió renuncia a su gabinete mientras siguen protestas

Continúa el toque de queda en todo el país pero continúan las manifestaciones y el ejército patrulla las calles

Hosni Mubarak
El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, anunció este viernes que pidió la renuncia de su gabinete, mientras continúan las manifestaciones en las calles demandando su salida del gobierno. | Internet

Redacción Central |

Continúa el toque de queda en todo el país pero continúan las manifestaciones y el ejército patrulla las calles

El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, anunció este viernes que pidió la renuncia de su gabinete, mientras continúan las manifestaciones  en las calles demandando su salida del gobierno.

Informaciones de las agencias de noticias señalaron que, en su discurso transmitido por televisión, Mubarak afirmó que estaba resuelto a garantizar la seguridad de Egipto y que no permitiría que los problemas del país fueran solucionados con violencia y caos, señalando que estaba comprometido con aplicar reformas políticas y económicas.

Sin embargo, no dio detalles sobre los anunciados cambios, aunque dijo que el sábado revelaría la composición del nuevo gabinete.

Mubarak había ordenado previamente que las tropas y tanques del Ejército se desplegaran por las grandes ciudades de Egipto y decretó el toque de queda en todo el país para calmar los choques callejeros y las protestas.

A pesar de ello,  miles de personas permanecieron en las calles de El Cairo, Alejandría y Suez, el epicentro de cuatro días de fuertes disturbios.

Se escucharon disparos cerca del Parlamento y las oficinas del gobernante Partido Nacional Democrático de Egipto estaban en llamas, las cuales podían verse desde lejos en plena noche.

Manifestantes rodearon los vehículos blindados del Ejército que se movían en una larga caravana por El Cairo, pero diferentemente a lo ocurrido con los efectivos policíacos, no se habían reportado choques de la población con los militares.

La cadena qatarí de televisión Al Yazira dijo que sólo en El Cairo 16 heridos que quedaron ingresados el viernes en hospitales próximos a la plaza de Tahrir, epicentro de las protestas de los últimos días, perecieron por las lesiones recibidas.

En la ciudad de Suez, mientras tanto, murieron 13 personas que habían participado en las manifestaciones públicas, según el recuente hecho por la cadena emiratí Al Arabiya.

Los heridos se cuentan por centenares, tanto en El Cairo como en Suez, los dos lugares donde se han registrado los incidentes más violentos que estallaron al final de las oraciones del mediodía del viernes.

Las manifestaciones, que estallaron el pasado martes y se intensificaron el viernes, fueron convocadas por grupos de la oposición, primero para exigir reformas políticas y en las últimas jornadas para pedir directamente la renuncia del presidente egipcio, Hosni Mubarak, en el poder desde 1981.

Las tensiones en Egipto hicieron saltar el precio del petróleo este viernes, con el barril de referencia ganando 3,70 dólares a 89,34 dólares en Nueva York, en tanto en Londres el barril de Brent se acercó a los 100 dólares.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de «light sweet crude» (denominación del West Texas Intermediate en Estados Unidos) para entrega en marzo cerró a 89,34 dólares para un avance de 4,32%.

En el Intercontinental Exchange de Londres, el barril de Brent del Mar del Norte para idéntica entrega subió a 99,74 dólares, cerca de la barrera de los 100 dólares, la cual no atraviesa desde el 1 de octubre de 2008. Al menos 29 personas han muerto en las ciudades de El Cairo y Suez por las protestas políticas que se han registrado este viernes, según el recuento de fuentes médicas.

La cadena qatarí de televisión Al Yazira dijo que sólo en El Cairo 16 heridos que quedaron ingresados el viernes en hospitales próximos a la plaza de Tahrir, epicentro de las protestas de los últimos días, perecieron por las lesiones recibidas.

En la ciudad de Suez, mientras tanto, murieron 13 personas que habían participado en las manifestaciones públicas, según el recuente hecho por la cadena emiratí Al Arabiya.

Los heridos se cuentan por centenares, tanto en El Cairo como en Suez, los dos lugares donde se han registrado los incidentes más violentos que estallaron al final de las oraciones del mediodía del viernes.

Las manifestaciones, que estallaron el pasado martes y se intensificaron el viernes, fueron convocadas por grupos de la oposición, primero para exigir reformas políticas y en las últimas jornadas para pedir directamente la renuncia del presidente egipcio, Hosni Mubarak, en el poder desde 1981.

Los momentos más violentos se produjeron poco después de que los egipcios salieran de las mezquitas para cumplir con los rezos del viernes y antes de que se declarara el toque de queda en El Cairo, Alejandría y Suez, a partir de las 18.00 hora local (16.00 GMT).

A partir del toque de queda, muchas fuerzas policiales que estaban en las calles se retiraron, mientras el Ejército, cuya asistencia fue requerida por Mubarak, comenzó a desplegarse en puntos estratégicos de esta capital.

Al contrario que la policía, los militares que llegaron a las calles de El Cairo fueron aclamados por los manifestantes, que inclusive

Al menos 29 personas han muerto en las ciudades de El Cairo y Suez por las protestas políticas que se han registrado este viernes, según el recuento de fuentes médicas.

La cadena qatarí de televisión Al Yazira dijo que sólo en El Cairo 16 heridos que quedaron ingresados el viernes en hospitales próximos a la plaza de Tahrir, epicentro de las protestas de los últimos días, perecieron por las lesiones recibidas.

En la ciudad de Suez, mientras tanto, murieron 13 personas que habían participado en las manifestaciones públicas, según el recuente hecho por la cadena emiratí Al Arabiya.

Los heridos se cuentan por centenares, tanto en El Cairo como en Suez, los dos lugares donde se han registrado los incidentes más violentos que estallaron al final de las oraciones del mediodía del viernes.

Las manifestaciones, que estallaron el pasado martes y se intensificaron el viernes, fueron convocadas por grupos de la oposición, primero para exigir reformas políticas y en las últimas jornadas para pedir directamente la renuncia del presidente egipcio, Hosni Mubarak, en el poder desde 1981.

Los momentos más violentos se produjeron poco después de que los egipcios salieran de las mezquitas para cumplir con los rezos del viernes y antes de que se declarara el toque de queda en El Cairo, Alejandría y Suez, a partir de las 18.00 hora local (16.00 GMT).

A partir del toque de queda, muchas fuerzas policiales que estaban en las calles se retiraron, mientras el Ejército, cuya asistencia fue requerida por Mubarak, comenzó a desplegarse en puntos estratégicos de esta capital.

Al contrario que la policía, los militares que llegaron a las calles de El Cairo fueron aclamados por los manifestantes, que inclusive

Los precios del petróleo evolucionaron al ritmo de la crisis política en Egipto. Los egipcios «tienen las llaves del Canal de Suez. Si las vías de transporte marítimo se cierran, será un rodeo de seis mil millas (cerca de 10 mil kilómetros) para poder asegurar las entregas», explicó Rich Ilczyszyn, de Lind-Waldock. También podrían aplicarse primas por riesgo sobre los transportes.

Mientras distintos gobiernos pidieron que se encuentre una solución pacífica al conflicto, Estados Unidos mostró nuevamente su posición injerencista anunciando posible revisión a la cooperación económica con Egipto y dando consejos al Ejército de ese país.

El ejército de Egipto debe ejercer la «cautela», afirmó este viernes el jefe adjunto del Estado Mayor estadounidense, el general James Cartwright.

«Es muy importante en momentos así ejercer la cautela, tanto nosotros como nuestros homólogos del ejército de Egipto», señaló.

también te puede interesar