Internacionales

Lluvia helada obliga a suspender 200 vuelos en Moscú

Afectó la salida y aterrizaje de aviones en al menos dos de los tres aeropuertos de la capital rusa. La lluvia helada de las últimas horas provocó la suspensión de unos 200 vuelos en los aeropuertos de Moscú, al tiempo que dejó a 200 mil rusos sin electricidad, mientras 1350 recibieron traumas por caídas en […]

Nieve en el aeropuerto
La lluvia helada de las últimas horas provocó la suspensión de unos 200 vuelos en los aeropuertos de Moscú, al tiempo que dejó a 200 mil rusos sin electricidad, mientras 1350 recibieron traumas por caídas en las aceras. | Internet

Redacción Central |

Afectó la salida y aterrizaje de aviones en al menos dos de los tres aeropuertos de la capital rusa.

La lluvia helada de las últimas horas provocó la suspensión de unos 200 vuelos en los aeropuertos de Moscú, al tiempo que dejó a 200 mil rusos sin electricidad, mientras 1350 recibieron traumas por caídas en las aceras.

La anomalía climática, con consecuencias peores que las intensas nevadas de hace unos días, afectó la salida y aterrizaje de aviones en al menos dos de los tres aeropuertos capitalinos, donde se agolparon más de siete mil pasajeros por la demora de los vuelos.

En el suroccidental Damaedovo, que ayer quedó sin electricidad por la rotura de tendidos de dos subestaciones a causa del peso del hielo, esta jornada cuenta con suministro eléctrico, pero se mantienen las dificultades para la salida de las naves aéreas.

Miles de personas se dirigieron a la zona de control de pasaportes para demandar información por parte de la jefatura del aeropuerto.

En la norteña terminal Sheremetievo, cientos de personas esperan por la salida de aviones, mientras los tableros carecen de información fidedigna, en especial, en el bloque D (sólo para vuelos de Aeroflot) aunque es mejor la situación en el F (para compañías foráneas).

Asimismo, unos 100 mil miembros del ministerio de Situaciones de Emergencia, de equipos de salvamento y de empresas energéticas, divididas en 300 brigadas, luchan para restablecer la electricidad, evacuar unos seis mil árboles caídos y ayudar a autos atascados.

El hielo de hasta dos centímetros de grosor acumulado en las ramas de los árboles, en las antenas de las casas, en los cables eléctricos y en los autos recrudece el caos causado por el fenómeno climático en esta ciudad, convertida en una gigante pista de patinaje.

Varias compañías de telefonía móvil reportaron problemas con los servicios, decenas de rutas de tranvías y trolebús debieron suspender sus salidas, al igual que varios trenes suburbanos eléctricos, lo cual requirió el uso adicional de locomotoras de combustible diesel.

también te puede interesar