Internacionales

Rescate de mineros chilenos revive tragedia ocurrida en mina mexicana

En aquella ocasión murieron 65 trabajadores en un incidente similar

Raúl Vera López - Obispo de Saltillo
El obispo de Saltillo, en el estado de Coahuila, Raúl Vera López, pidió a la Procuraduría General de la República reabrir el caso para que se determine la culpabilidad por la explosión ocurrida en la mina de carbón Pasta de Conchos. | Internet

Redacción Central |

En aquella ocasión murieron 65 trabajadores en un incidente similar

El rescate de 33 chilenos en la mina San José revive hoy en México el conflicto de Pasta de Conchos, Coahuila, donde en el 2006 murieron atrapados 65 trabajadores, sin agotar las labores de rescate.

El obispo de Saltillo, en el estado de Coahuila, Raúl Vera López, pidió a la Procuraduría General de la República reabrir el caso para que se determine la culpabilidad por la explosión ocurrida en la mina de carbón Pasta de Conchos.

Vera López acusó al ex presidente Vicente Fox y a su entonces secretario del Trabajo Francisco Javier Salazar, entre otros responsables, de ser cómplices de la empresa privada Industrial Minera de México, dueños de aquel yacimiento.

A partir de lo ocurrido en Chile se demuestra que existen suficientes elementos técnicos y jurídicos para conseguir que la justicia retome la averiguación previa a la muerte de los 65 mineros en la carbonera de Coahuila.

Consideró que al dejar sepultados en el socavón a 63 de los 65 mineros muertos allí (dos de los cadáveres fueron encontrados meses después) el gobierno de México queda en total ridículo, afirmó el religioso.

El obispo demandó que se averigüe por qué la Minera de México suspendió las operaciones de búsqueda solo cuatro días después del siniestro, cuando socorristas señalaban la viabilidad del rescate, lo cual fue respaldado por prestigiosas instituciones académicas del país.

El diario La Jornada recuerda que el 24 de febrero del 2006, cinco días después de las labores de rescate encabezadas por el gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, estas debieron ser suspendidas por decisión del Gobierno Federal.

También el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, el líder minero Napoleón Gómez Urrutia y familiares de las personas atrapadas exigieron el enjuiciamiento y sanciones para los hermanos Germán y Genaro Larrea, propietarios del Grupo México, considerados como los responsables del desastre.

López Obrador expresó que es lamentable que los culpables de Pasta de Concho anden celebrando también el rescate de los mineros chilenos.

Por otra parte, Cristina Auerbach, de la organización Familias Paste de Conchos, y Carlos Rodríguez, Director del Centro de Reflexión y Acción Laboral, afirmaron que se notan diferencias en las derechas de México y Chile.

En México los gobernantes no salvaron a los mineros y ni castigaron a los responsables de las negligencias ocurridas en la mina de Coahuila, cercana al pueblo de San Juan de Sabinas, afirmaron.

El actual diputado Salazar Sáenz, ex ministro de trabajo, justificó la omisión de responsabilidades en México, al argumentar que son dos situaciones muy diferentes, ya que -según su opinión- Pasta de Conchos es una mina combustible, en tanto la del desierto de Atacama es de cobre, un mineral inerte.

también te puede interesar