Internacionales

Serios daños causan otros incendios forestales en Rusia

474 construcciones, entre ellas 342 viviendas, fueron destruídas

Incendio forestal en la región de Volvogrado - Rusia
Al menos 474 construcciones, de ellas 342 viviendas, quedaron destruidas por los incendios forestales que azotan las regiones rusas de Saratov y Volgogrado, con saldo preliminar de dos muertos y un herido. | AFP

Redacción Central |

474 construcciones, entre ellas 342 viviendas, fueron destruídas

Al menos 474 construcciones, de ellas 342 viviendas, quedaron destruidas por los incendios forestales que azotan las regiones rusas de Saratov y Volgogrado, con saldo preliminar de dos muertos y un herido.

De acuerdo con fuentes del ministerio de Situaciones de Emergencia, sólo en la aldea de Alexandrovska, en Volgogrado, las llamas devoraron 100 construcciones, incluidas una escuela y un club, así como 46 de las 395 casas de esa población, cuyos habitantes fueron evacuados.

Volgogrado registró 328 viviendas calcinadas y Saratov 14, en medio de temperaturas cercanas a los 40 grados Celsius y vientos de más de 30 metros por segundo.

En la zona de Kotov, de Volgogrado, arden unas 200 hectáreas de bosques, mientras unas 150 personas que perdieron sus casas fueron distribuidas entre viviendas cercanas, escuelas y hoteles.

La situación más difícil se registra en las zonas de Rudian, Zhirnov, Danilov, Sredniajtubin y Kamish, a donde se trasladó el gobernador de Volgogrado, Anatoli Brovko, para asegurar que todos los afectados reciban la ayuda necesaria del estado.

El presidente ruso, Dmitri Medvedev, quien realiza una visita de estado a Azerbaiyán, fue informado sobre la situación y sostuvo una conversación telefónica con el ministro de Situaciones de Emergencia, Serguei Shoigu, informó la portavoz del Kremlin, Natalia Timakova.

A la zona del desastre partió un avión IL-76 con un equipo para almacenar 42 toneladas de agua, utilizado para apagar incendios, mientras que desde ayer una nave aérea anfibia B-200 lucha contra las llamas. Además, se prepara la salida de otro IL-76.

De igual forma, en la operación para sofocar los siniestros forestales participa un helicóptero MI-8 y se alista otro más.

En este verano, la canícula provocó una fuerte sequía e incendios forestales en la parte europea rusa que destruyeron más de 975 mil hectáreas de bosques y unas mil 500 viviendas, para dejar un saldo superior a 50 muertos y casi tres mil personas sin techo.

también te puede interesar