Internacionales

Exigen en Alemania publicación de actas sobre criminal nazi

Revelarían conexiones de ex funcionarios nazis con servicios secretos

Redacción Central |

Revelarían conexiones de ex funcionarios nazis con servicios secretos

Medio siglo después de la captura y ejecución del ex teniente coronel de las SS nazi, Adolf Eichmann, el gobierno alemán desclasificó más de tres mil documentos secretos sobre el caso, informa Prensa Latina.

El hecho se produjo días antes de conmemorarse el aniversario 50 de la detención de Eichmann en Argentina por agentes del servicio secreto israelí Mossad, país donde fue ejecutado el 1 de junio de 1962 tras ser condenado a muerte en diciembre de 1961.

Durante todos estos años, el gobierno democristiano-liberal bloqueó el acceso a unos tres mil 400 documentos de los archivos del servicio secreto alemán, por temor a «poner en peligro la seguridad del Estado y dañar la relación con servicios extranjeros», dijeron los responsables.

Pese a tal decisión, el tribunal administrativo federal emitió su inconformidad, en cuyo fallo los jueces suscriben que «el gobierno tiene que explicar de manera comprensible el por qué de la medida, tomando en cuenta el tiempo transcurrido desde los sucesos acaecidos en 1960».

Recientes investigaciones realizadas por la periodista Gaby Weber sobre la presencia de ex funcionarios nazis en los servicios secretos de la República Federal de Alemania (BND) hasta los años 70, derivaron en la existencia de documentos sobre el «caso Eichmann» en los archivos de la CIA.

El hallazgo fue confirmado por la BND, pero la cancillería impidió la publicación de los expedientes, decisión cuestionada por el partido socialista Die Linke (La Izquierda), que exigió al parlamento la desclasificación de todos los documentos que contengan informaciones sobre ex funcionarios nazis.

«Es realmente vergonzoso que el gobierno alemán todavía oculte informaciones sobre estos casos», expresó el diputado socialista Jan Korte, quien supone además «que las investigaciones podrían conducir a conclusiones desagradables para el BND».

Después de la derrota de la Alemania nazi, el también conocido «organizador del holocausto» evadió la justicia de su país y huyó hacia Argentina con la ayuda activa de la iglesia católica, donde vivió hasta 1960 en una zona aledaña a la ciudad de Buenos Aires bajo el nombre de Ricardo Clement.

Eichmann fue uno de los criminales de guerra nazi más buscados en aquel tiempo, y según informaciones periodísticas trabajó para varios empresas argentinas, entre ellas la automovilística Mercedes Benz, en la que ocupó un puesto administrativo en una de sus plantas.

también te puede interesar