Internacionales

Puede durar semanas crisis provocada por erupción de volcán islandés

Expertos lo estiman mientras transporte aéreo sufre peor crisis de su historia

Glaciar Eyjafjälla
Daños provocados al tráfico aéreo mundial por las cenizas volcánicas que emerge sobre el glaciar Eyjafjälla. Sobre la ladera cae un río de lava y barro. | AFP

Redacción Central |

Expertos lo estiman mientras transporte aéreo sufre peor crisis de su historia

La peor parálisis de la historia del transporte aéreo debido a la inmensa nube de cenizas lanzada por un volcán islandés, se agravó este fin de semana con la extensión del cierre del espacio aéreo en numerosos países europeos, dejando en tierra a millones de pasajeros.

Numerosos países europeos prolongaron – hasta el lunes en la mañana en algunos casos- el cierre de su espacio aéreo por cuarto día consecutivo. Compañías aéreas europeas anularon todos sus vuelos mientras que las estadounidenses suprimieron la mayoría de sus conexiones con Europa.

Cerca de 17.mil  vuelos de 22.000 previstos fueron anulados el sábado en Europa, según Eurocontrol, el organismo europeo para la seguridad de la navegación áerea.

El servicio meteorológico británico no preveía este domingo un cambio inminente en la dirección de los vientos, único elemento que podría dar un respiro a la situación mientras el volcán continúa en actividad.

La erupción del volcán Eyjafj ll, bajo un glaciar — lo que multiplica sus efectos — no mostraba ningún signo de disminuir y los expertos advirtieron que podría durar varias semanas. A intervalos casi regulares, los países han ido prolongado el cierre de su espacio aéreo.

El Reino Unido e Irlanda, primeros países afectados por la nube, debieron volver a cerrar el sábado sus espacios después de unas horas de apertura, hasta el lunes a las 06H00 GMT para Londres, 12H00 GMT del domingo para Dublín. Alemania decidió prolongar el domingo hasta las 20h00 locales (18H00 GMT) el cierre de su espacio aéreo. Los 16 aeropuertos internacionales alemanes están cerrados.

Los aeropuertos parisinos, los del norte de Francia y el espacio aéreo italiano permanecerán cerrados hasta el lunes a las 06H00 GMT. La República Checa está cerrada hasta el lunes a las 10H00 GMT y Finlandia hasta las 15H00 GMT.  En Polonia, el espacio aéreo está cerrado hasta nueva orden.

Numerosos dirigentes extranjeros, entre los cuales Barack Obama, Nicolas Sarkozy, Angela Merkel o el príncipe Carlos de Inglaterra, debieron renunciar a participar el domingo en Cracovia en los funerales del presidente polaco Lech Kaczynski.

Suecia y Noruega, que habían abierto parcialmente su espacio aéreo el viernes, prohibieron nuevamente todos los vuelos. El tráfico también estaba suspendido en los países bálticos y hasta nueva orden en Serbia, Montenegro y parcialmente en Bosnia-Herzegovina. Bulgaria cerró hasta el domingo a las 06H00 GMT.

Once aeropuertos del norte de España, entre ellos el de Barcelona (noreste), fueron cerrados el domingo en la mañana y hasta por lo menos las 14H00 GMT, después de un breve cierre en siete instalaciones el sábado.

En medio de este caos, millones de pasajeros bloqueados en el mundo trataban de llegar a sus destinos por medios terrestres o marítimos.

La compañía ferroviaria Eurostar, que aumentó el número de trenes desde el jueves, estimó haber transportado a más de 50 mil  pasajeros suplementarios entre el jueves y el domingo mientras los aviones permanecían en tierra.

Otro tanto ocurrió con los transbordadores entre Francia e Inglaterra que embarcaron a seis mil  pasajeros en lugar de los 100 o 200 de un viernes de abril en condiciones normales.

Incluso los taxis son solicitados. La compañía inglesa Addison Lee recibió solicitudes para viajes desde el Reino Unido hasta París, Milan, Amsterdam o Zurich. Las nubes de cenizas limitan la visibilidad y pueden dañar los reactores de los aviones.

La parálisis del tráfico aéreo cuesta más de 200 millones de dólares diarios al sector, estimó la Asociación internacional del transporte aéreo (IATA).

La compañía aérea británica British Airways anunció el domingo que anulaba la totalidad de sus vuelos previstos el lunes desde y hacia los aeropuertos de Londres, debido a la nube de cenizas emitida por el volcán islandés en erupción.

El espacio aéreo de Irlanda permanecerá cerrado hasta las 12.00 horas GMT del lunes por la amenaza que representa para la aviación comercial la nube de cenizas emitida por el volcán islandés que ha paralizado el tráfico aéreo en Europa.

En un comunicado difundido hoy en su pagina web, la Autoridad Irlandesa de Aviación (IAA) informó de que «ningún avión con pasajeros, incluido el tráfico hacia América del Norte, operará desde ningún aeropuerto irlandés durante este periodo».

La IAA, que hará una nueva estimación a partir de las 08.00 hora GMT del lunes, advierte de que «es probable que las restricciones continúen» más allá del nuevo plazo fijado para el mediodía del lunes, porque «las condiciones meteorológicas no van a cambiar».

también te puede interesar