Internacionales

Bush sabía mayoría de presos de Guantánamo eran inocentes

A pesar de promesas de Obama aún quedan 180 prisioneros

Redacción Central |

A pesar de promesas de Obama aún quedan 180 prisioneros

Por primera vez, un ex alto funcionario de Estados Unidos afirma que el ex Presidente y su plana mayor mantuvieron su política de detenciones indiscriminadas en cárceles secretas por temor a que sus liberaciones pudieran socavar la ofensiva bélica en Irak y la llamada «Guerra contra el terrorismo».

No sólo el ex presidente estaba al tanto, su vice Dick Cheney y su Secretario de Defensa Donald Rumsfeld cubrieron con su silencio el encarcelamiento de centenares de inocentes en los campos de prisioneros en la base estadounidense de Guantánamo, en Cuba.

El periódico The Times, de Londres, difundió las declaraciones del ex coronel Lawrence Wilkerson, 31 años en el Ejército y ex brazo derecho de Collin Powell cuando el militar fue Secretario de Estado de la administración Bush.

Las declaraciones las hizo en el marco de la causa judicial contra oficiales norteamericanos que inició Adel Hassan Hamda, un sudanés que estuvo detenido y fue torturado en Guantánamo entre 2003 y 2007. Wilkerson refiere en su comparecencia que Powell le confesó que su punto de vista era que hasta el propio Bush estaba al tanto de esto.

«Ellos sabían que la mayoría de los 742 prisioneros de Guantánamo –desde chicos de 12 años hasta ancianos de 93- eran inocentes entregados sin pruebas por soldados afganos o pakistaníes a cambio de cinco mil dólares. Pero era políticamente imposible liberarlos», afirmó el ex coronel y funcionario.

Según el Times, Wilkerson declaró en el juicio con el visto bueno de su ex jefe, el mismísimo Powell.

Wilkerson también sostuvo que otra de las razones para seguir encarcelando inocentes era que «los esfuerzos represivos se hubieran revelado como la enorme y confusa operación que en realidad era. Esto era inaceptable y hubiera hundido el liderazgo del Departamento de Defensa», a cuya cabeza estaba Donald Rumsfeld. «A Cheney directamente no le importaba si a cambio podía capturar a un puñado de terroristas», aseguró.

Powell dejó la Administración Bush luego de la controversia alrededor de su presentación en 2005 ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la guerra contraterrorista y la supuesta existencia de armas de destrucción masiva en Irak.

A pesar de las promesas de Obama de cerrar el campo de prisioneros en Guantánamo aún quedan 180 encarcelados.

también te puede interesar