Internacionales

Amazonia brasileña perdió 208 kilómetros de vegetación

Sucedió en dos meses por la acción depredadora del hombre

Amazonia sin vegetación
Amazonia brasileña perdió 208 kilómetros de vegetación | Internet

Redacción Central |

Sucedió en dos meses por la acción depredadora del hombre

El Instituto Nacional de Pesquisas Especiales (INPE) de Brasil informó que la Amazonia brasileña perdió durante los dos primeros meses de este año un área de 208,2 kilómetros cuadrados de vegetación debido a la acción depredadora del hombre.

El organismo oficial indicó que las mediciones realizadas a través de satélites muestran que para el mes de enero se deforestaron unos 23,2 kilómetros cuadrados, y que se perdieron otros 185 kilómetros cuadrados en febrero.

La mayor cantidad de deforestación se presentó en el estado de Mato Grosso (centro), donde crece de una manera acelerada el sector agrícola y ganadero. En esta región se perdió 143,4 kilómetros de selva en los primeros dos meses del año.

La Amazonia brasileña sufrió una deforestación de 247 kilómetros cuadrados de bosques en los meses de octubre y noviembre de 2009, una reducción de 72,5 por ciento en comparación con igual período del año anterior.

El pasado lunes, un hacendado brasileño de Mato Grosso recibió una multa por 6,15 millones de dólares por destruir 2 mil 234 hectáreas de bosques amazónicos, informó el Instituto Brasileño de Medio Ambiente.

La deforestación ocurrió cerca de Nova Ubirata, localidad a 500 kilómetros de Cuibá, la capital del estado.

La región afectada forma parte del llamado Arco del Fuego, donde ocurren frecuentes incendios y tala ilegal. Autoridades localizaron la semana pasada 545 mil metros cúbicos de madera y multaron con 550 millones de dólares a cinco empresas por comercio ilegal.

La Amazonia brasileña se ha visto afectada  en la década de los 70 con la concesión de créditos especiales para grandes fincas, proyectos oficiales de colonización y la construcción de autopistas que nunca se terminaron. Esa política se basó en una estrategia para fomentar la cría de ganado intensiva.

Para 1995, la tierra destinada a la explotación pecuaria en comparación con el total del suelo agrícola en el Amazonas era del 81,5 por ciento.

El Gobierno dejó de financiar estos proyectos así como la explotación pecuaria intensiva pero la ocupación de la Amazonia Legal se hizo autónoma y la actividad de cría intensiva de ganado se hizo económicamente viable sin subvenciones oficiales.

también te puede interesar