Internacionales

Campaña de alfabetización se expande entre damnificados haitianos

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América está colaborando en ese sentido en los campamentos que montó en el país antillano

Redacción Central |

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América está colaborando en ese sentido en los campamentos que montó en el país antillano

La campaña de alfabetización en los campamentos de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) en Haití expande su cobertura entre los damnificados, esta vez en Jacmel, donde el sismo sepultó cientos de estudiantes.

A las aulas en el asentamiento de emergencia Francisco de Miranda, en esa ciudad del sur haitiano, asisten 243 iletrados, de ellos 95 niños de entre cinco y 13 años.

De acuerdo con la profesora cubana Daylis Bandera, asesora del programa Yo sí puedo, los pequeños acuden a clases en horas de la mañana, en tanto los adultos lo hacen en la tarde.

Están entusiasmados con el plan de estudio, la alfabetización está fluyendo, les gusta mucho, estamos trabajando, tenemos todos los materiales necesarios para aplicar el método Yo sí puedo, en creole   , precisó la asesora.

Según Bandera, el programa se aplica con la participación de 10 instructores haitianos, a quienes se les denomina facilitadores, pues son los que en la práctica atienden directamente a los iletrados. Los cuatro que trabajan con los niños son maestros de profesión.

Yo estoy muy feliz, por los cubanos que vienen a ayudar para que nosotros estudiemos, porque todas las escuelas están destruidas, comentó Sahoulin Bonton.

Confiesa el pequeño, de 10 años de edad, que casi había aprendido a leer y a escribir cuando el sismo echó abajo su colegio, pero quiere seguir yendo a clases, por eso se incorporó al Yo sí puedo.

Creo que las cosas que me faltan me van a entrar en la cabeza ahora   , expresó sonriendo, mientras hojeaba la cartilla.

La campaña de alfabetización en los campamentos del ALBA comenzó semanas atrás en los primeros dos asentamientos de este tipo, ubicados en Leoganne: el Simón Bolivar y el Alexandre Pétion, cada uno con capacidad para dos mil refugiados, mientras que en el campamento de Jacmel suman más de tres mil las personas que recibieron cobija tras el terremoto.

En el trabajo con los niños en esas comunidades, cuyas tiendas de campaña y abastecimientos son suministrados por la Fuerza de Tarea Conjunta Haití, enviada por el presidente venezolano, Hugo Chávez, también es importante la labor de rehabilitación psico-social que desarrolla la misión médica cubana.

también te puede interesar