Internacionales

Estallan bombas de fabricación artesanal en capital de Honduras

Las explosiones, de poca potencia, se registraron 24 horas después que otro artefacto detonara causando daños a un local del Partido Nacional

Honduras
Un policía inspecciona el lugar donde una bomba de fabricación artesanal explotó hoy, 22 de noviembre de 2009, frente a la iglesia evangélica 'Vida Abundante', en Tegucigalapa (Honduras). | EFE

Redacción Central |

Las explosiones, de poca potencia, se registraron 24 horas después que otro artefacto detonara causando daños a un local del Partido Nacional

Dos artefactos de fabricación artesanal y de poca potencia, detonaron este domingo en la capital hondureña sin arrojar saldo de víctimas fatales ni daños materiales de gran magnitud, informó la policía.

Uno de los explosivos, fue lanzado poco antes de las 11 de la mañana, hora local, ( 17:00 GTM ), debajo de un automóvil que se encontraba estacionado frente a una iglesia evangélica.

La segunda explosión la causó un artefacto que, inicialmente, fue dejado sobre otro vehículo estacionado en la calle principal de una populosa colonia en Tegucigalpa, pero que un transeúnte, al percatarse de lo que se trataba, lanzó la bomba a un sitio despoblado, donde deflagró, según versión de un portavoz policial a medios locales.

Un oficial de la Policía indicó a la prensa  que el aparato estaba compuesto por un «explosivo comercial», cuyas especificaciones no detalló, una mecha y un encendedor, y que fue lanzado por desconocidos.

Los dos atentados se registraron al día siguiente de que otro artefacto artesanal, lanzado por desconocidos, causara daños en la entrada principal de la sede del Partido Nacional en El Progreso ( norte ).

Varios atentados se han suscitado en las últimas semanas en la nación centroamericana, sin víctimas ni daños materiales graves.

El pasado viernes, la Canciller legítima de Honduras, Patricia Rodas, alertó desde Venezuela de las estrategias del gobierno de facto y dijo se están preparando «algunos actos de terror», los mismos que utilizaría el presidente de facto, Roberto Micheletti, «para aparecer después como un  recuperador del  orden «, indicó Rodas.

también te puede interesar