Internacionales

Miles de hondureños en las calles rechazan a gobierno de facto

Anunciaron que continuarán las demostraciones populares hasta la victoria sobre los golpistas y después para lograr la celebración de una Asamblea Constituyente

Honduras
Miles de hondureños en las calles rechazan a gobierno de facto | Getty Images

Redacción Central |

Anunciaron que continuarán las demostraciones populares hasta la victoria sobre los golpistas y después para lograr la celebración de una Asamblea Constituyente

Varios miles de hondureños volvieron este lunes a las calles de la capital para expresar su repudio al gobierno de facto y exigir el retorno del orden constitucional y del presidente, Manuel Zelaya.

Haciendo sonar pitos, trompetas plásticas y otros objetos, los manifestantes recorrieron la elegante colonia La Florencia y luego se dirigieron hacia barriadas populares de la capital.

La ruidosa caminata, acompañada por varios vehículos con potentes altoparlantes, hizo su primer alto ante la sede de la Secretaria de Gobierno y Justicia para expresar su solidaridad con el sacerdote Andrés Tamayo, amenazado de expulsión.

El abogado Rássel Tomé, en un breve discurso, aseguró que el Frente Nacional contra el golpe de Estado agotará todas las acciones legales para impedir que el religioso sea sacado del país, donde realiza su misión desde hace 22 años.

Tamayo, de origen salvadoreño, dijo a Prensa Latina que continuará «caminando junto al pueblo», pese a que el miércoles pasado le retiraron el acta de naturalización y fue privado de su parroquia por la jerarquía católica.

Frente al Ministerio del Trabajo, los miembros de la resistencia exigieron que la dependencia adopte medidas contra los despidos injustificados decretados por empresas privadas que vinculan con la asonada militar del 28 de junio.

Momentos de tensión se vivieron alrededor de la sede de la compañía de celulares Tigo, señalada por los manifestantes como una de las promotoras de la ruptura del estado de derecho, y que se encontraba custodiada por un fuerte dispositivo policial.

La demostración culminó frente a la panificadora Bambino, a cuyos propietarios los miembros del Frente acusan de golpistas y de mantener duras condiciones de explotación a sus empleados, a quienes ni siquiera -denunciaron- pagan el salario mínimo.

El coordinador general de esa alianza de fuerzas progresistas, Juan Barahona, afirmó en el lugar que las movilizaciones proseguirán hasta la victoria del pueblo sobre los golpistas y continuará después por una asamblea constituyente.

también te puede interesar