Internacionales

La luna de miel con Obama se está acabando

Un articulo publicado este último domingo en el diario The New York Times habla de la revitalización del movimiento contra la guerra en Estados Unidos y su alejamiento del presidente Barack Obama

Redacción Central |

Un articulo publicado este último domingo en el diario The New York Times habla de la revitalización del movimiento contra la guerra en Estados Unidos y su alejamiento del presidente Barack Obama

El artículo plantea lo siguiente:

El movimiento contra la guerra, prácticamente inactivo desde la elección de Barack Obama, está preparando una campaña nacional para este otoño, con el propósito de desafiar la política de la administración en Afganistán.

Anticipándose a la solicitud del Pentágono para incrementar las tropas allá, los líderes anti-guerra han participado en una serie de reuniones para organizar un mes de manifestaciones, grupos de cabildeo y talleres, para ilustrar el número de bajas y el alto costo de la guerra, con el fin de exigirle al Congreso una estrategia para salir de Afganistán.

Pero se enfrentan a un ambiente político radicalmente diferente al de hace un año, cuando  George W. Bush era el presidente.   La batalla para un plan de salud nacional consume los recursos de los sindicatos y otros grupos. Las tropas estadounidenses están en retirada de Iraq.  Están cosas desaniman los sentimientos contra la guerra en algunos sectores.   También la recesión afecta la recaudación de fondos para los grupos de la paz y están obligados a reducir los presupuestos. Y, quizás lo más importante, muchos progresistas siguen apoyando el Sr. Obama, o al menos se resisten a criticarlo abiertamente.

«La gente no quiere desafiar a la Administración Obama», dijo Jon Soltz, presidente de VoteVets.org. «La recaudación de fondos que sería necesaria para desafiar las políticas del presidente simplemente no será posible».

Pero también existe una sensación entre algunos de los activistas anti- guerra de que la luna de luna de miel de Obama se está acabando. Como prueba de eso, señalan una reciente encuesta del Washington Post / ABC News que muestra que 51 por ciento de los estadounidenses piensan que la guerra en Afganistán no vale la pena, y esto significa un aumento de 10 puntos desde marzo.

Muchos de los activistas anti-guerra proponen una nueva estrategia de oposición con el uso de las nuevas tecnologías.

Un ejemplo de esa estrategia es una película que está circulando en  Internet titulada «Rethink Afghanistan».  Es producida por el documentalista Robert Greenwald. En seis episodios hasta el momento, el Sr. Greenwald utiliza entrevistas con académicos, afganos, y ex agentes de la CIA para plantear temas sobre las bajas civiles, los derechos de la mujer, el costo de la guerra y de si ésta verdaderamente contribuye a la seguridad de los Estados Unidos.

Distribuyen los episodios,  algunos de solamente dos minutos, a través de Twitter, YouTube, Facebook y los blogs.  Los grupos anti-guerra también se los muestran a algunos miembros del Congreso. El Sr. Greenwald, quien ha producido documentales sobre Wal-Mart y los especuladores de la guerra, dijo que la película representa un enfoque «menos incendiario» y evita un ataque frontal a Obama.

«Hemos perdido la financiación de los progresistas que no quieren criticar a Obama», dijo.

Los líderes del grupo, Veteranos de Iraq contra la Guerra, dicen que no esperan que muchas personas vayan a salir a las barricadas contra la administración Obama a corto plazo. Pero eso va a cambiar, según ellos, a medida que la cantidad de muertos se vaya incrementando.

«El año que viene será identificado como el de la guerra de Obama», dijo Perry O’Brien, presidente del capítulo de Nueva York de Veteranos contra la Guerra de Iraq. «Tendrá que rendir cuentas por el derramamiento de sangre.»

también te puede interesar