Internacionales

Ejército y policía reprimen nuevas manifestaciones antigolpistas en Honduras

Atacaron marchas populares en Tegucigalpa y San Pedro Sula, detuvieron a decenas de personas y provocaron un número aún no precisado de heridos

Redacción Central |

Atacaron marchas populares en Tegucigalpa y San Pedro Sula, detuvieron a decenas de personas y provocaron un número aún no precisado de heridos

Las fuerzas armadas y la policía hondureña pusieron en marcha  una vasta operación represiva en Tegucigalpa y la norteña San Pedro Sula contra miles de opositores al golpe militar del 28 de junio pasado.

Fuerzas antimotines y tropas del ejército atacaron este miércoles a manifestaciones en las dos ciudades, con un saldo aún no precisado de heridos y arrestados.

. Los incidentes se desataron en la capital hondureña  en las proximidades del Congreso, pero posteriormente los militares y policías persiguieron a los manifestantes por las estrechas calles del sector histórico de la ciudad.

Fuerzas antimotines lanzaron una lluvia de  granadas de gases lacrimógenos en una zona densamente poblada mientras grupos de jóvenes respondieron con piedras en la  calle que pasa junto al palacio legislativo.

Relatos de testigos a la emisora Radio Globo indicaron que los militares cercaron la Universidad Pedagógica Nacional, donde se alojaban centenares de personas que vinieron del interior en la Marcha de Resistencia.

Los informantes dijeron que los soldados entraron a esa casa de estudios, donde retuvieron a unas 40 personas, mientras los demás lograron ponerse a salvo saliendo por las zonas despejadas de militares.

Otros alertaron a la radioemisora que miembros de las fuerzas armadas rodearon también la sede del Sindicato de Trabajadores de la Industria de Bebidas y Similares (STIBYS), donde se reúnen habitualmente los dirigentes del movimiento popular.

En San Pedro Sula, la diputada Silvia Ayala denunció que el ataque  ocurrió sin que mediara palabra y sin tener en cuenta la presencia en la marcha de niños, mujeres y personas de la tercera edad.  Añadió que por la brutalidad de los agentes hay numerosos heridos.

El coordinador general del Frente Nacional contra el golpe de Estado, Juan Barahona, condenó la brutalidad de las operaciones contra la población por parte del ejército y la policía.

Barahona afirmó a Prensa Latina que la represión no atemorizará al pueblo y la resistencia pacífica continuará todo el tiempo necesario para recuperar el orden constitucional y la restitución del presidente Manuel Zelaya.

Otras fuentes dijeron que más de 80 personas resultaron detenidas  durante la violenta represión. Uno de los detenidos, Carlos Eduardo Yopis, dirigente juvenil del Partido Liberal, informó que en la comisaría capitalina de Manchén se encuentran arrestadas unas 80 personas, entre ellas 14 menores de edad.

En una llamada a la emisora Radio Globo aseguró que varios de ellos se encuentran golpeados e incluso uno de los menores tiene una herida en una pierna, pero la comunicación se cortó abruptamente.

Testigos dijeron a una reportera de la radioemisora que de la sede del Congreso nacional fueron sacados en un camión militar de 25 a 30 personas, de quienes hasta el momento se desconoce su paradero.

Entre los heridos figura el diputado Marvin Ponce quien fue hospitalizado tras los golpes propinados por las fuerzas antimotines.

Miembros del Frente de Abogados contra el Golpe acudieron a la comisaría de Manchen para presentar un recurso de habeas corpus a favor de 48 detenidos que tienen identificados.

también te puede interesar