Internacionales

Zelaya acusa a golpistas de delitos de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional

Reclamó también a Estados Unidos acciones pasra detener la bárbara represión que están llevando a cabo contra la población hondureña

Redacción Central |

Reclamó también a Estados Unidos acciones pasra detener la bárbara represión que están llevando a cabo contra la población hondureña

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, anunció en Managua que acusará ante la Corte Penal Internacional al  gobernante de facto de su país, Roberto Micheletti, y al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general Romeo Vásquez, de delitos de lesa humanidad.

Zelaya dijo en una rueda de prensa que interpondrá esa acusación en las «próximas horas» y que la demanda incluye a los miembros de la Junta de Comandantes de las Fuerzas Armadas de Honduras, a la directiva del Congreso, al fiscal Luis Rubí y al magistrado Tomás Arita, entre otros.

El mandatario  hizo ese anuncio tras reunirse en la sede diplomática de Honduras, en Nicaragua, con el embajador de Estados Unidos en Honduras, Hugo Llorens.

«El fiscal de la Corte Penal Internacional va a recibir, en las próximas horas, esta demanda que está claramente orientada para que se abra un juicio con todos los fundamentos de ley y proceda a hacer la investigación», informó Zelaya.

Esa acusación estará dirigida contra el general Vásquez; el jefe de la Fuerza Aérea, Miguel Angel García; el de la Fuerza Naval, Juan Pablo Rodríguez, y el general de brigada Luis Javier Pérez Suazo.

También incluye al fiscal Luis Rubí y al juez Tomás Arita, porque ambos, «levantaron en forma impropia escritos en horas que nadie las conoce» y emitieron «todo tipo de resoluciones a espaldas de todo juicio y todo procedimiento jurídico en Honduras y en el mundo».

Arita es uno de cuatro funcionarios hondureños a los que Estados Unidos revocó ayer su visa diplomática, dijo el depuesto gobernante.

La acusación ante la Corte Penal Internacional incluye, además de Micheletti, a quien Zelaya reconoce sólo como presidente del Congreso, a los demás directivos de ese poder del Estado, entre los que mencionó a José Alfredo Saavedra, Juan Ramón Velásquez, Marcia Facussé, Rolando Sabillón y Gonzalo Antonio Rivera.

Asimismo, Zelaya alegó que esa petición la está elevando ante la Corte Penal Internacional con base en que Honduras es suscriptora del Protocolo de Roma.

Manifestó que, en esa acusación, pedirá a la Corte Penal Internacional  «proceda inmediatamente en un juicio contra estos individuos, con el fin de crear realmente el ambiente nacional para el castigo y que no hayan impunidad en este crimen».

Por otra parte, reclamó este jueves a Estados Unidos que ayude a detener la represión contra la población en Honduras, durante la reunión con emisarios de Washington, entre ellos el embajador de Estados Unidos en Tegucigalpa, Hugo Llorens, «Le he manifestado que a las violaciones y la represión (en Honduras) se tiene que buscar la manera de detenerlas; es una barbarie a los ojos del mundo», dijo  en rueda de prensa.

Denuncio que este jueves durante una manifestación pacífica en la salida de Tegucigalpa, «hubo disparos, volaron aviones sobre manifestantes y tiraron bombas lacrimógenas con gases tóxicos sobre la población».

Como saldo de la represión hay heridos y contusos, entre ellas el candidato presidencial Carlos Reyes y el sindicalista Juan Barahona.

Zelaya consideró paradójico que mientras en Managua se daba una reunión con delegados de Estados Unidos sobre la crisis en Honduras supuestamente para buscar una solución pacífica «hay una agresión cruel» contra la población y acusó a los golpistas de no respetar la ley ni el derecho internacional.

Las acciones represivas del régimen de facto son «una burla» a Estados Unidos y «un reto» para la comunidad internacional, comentó Zelaya,

Al respecto, pidió a Llorens que Washington recrudezca las medidas contra el gobierno de facto, para revertir los efectos del golpe de Estado que es una vergüenza y una humillación a la humanidad.

también te puede interesar