Internacionales

Lucía Morett afirma que el Gobierno colombiano le ha puesto precio a su cabeza

La estudiante mexicana es una de las sobrevivientes del bombardeo del Ejército colombiano contra un campamento de las FARC en Ecuador

Redacción Central |

La estudiante mexicana es una de las sobrevivientes del bombardeo del Ejército colombiano contra un campamento de las FARC en Ecuador

La mexicana Lucía Morett, sobreviviente del bombardeo del Ejército colombiano contra un campamento de las FARC en Ecuador, dijo estar consciente de que en Colombia su cabeza «tiene precio».

Al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, «no le conviene que hable de ese gobierno fascista que viola los derechos internacionales humanitarios», aseguró Morett, quien llegó a México, nueve meses después del bombardeo a un campamento ilegal que las FARC habían instalado en suelo ecuatoriano.

En esa operación, el 1 de marzo pasado, murió el portavoz internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), alias «Raúl Reyes» y 25 personas más, entre ellas cuatro estudiantes mexicanos, y resultó herida Morett.

Morett estuvo asilada en meses pasados en Nicaragua.

«Sabemos que cuando alguien estorba, cuando alguien molesta y que cuando una voz denuncia es fácil asesinarla, pero yo confió en que habrá apoyo del pueblo mexicano que me dará esa protección», sostuvo la estudiante durante una rueda de prensa en la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Aseguró que denunciará ante las instancias necesarias a quien o quienes cometieron «delitos contra mexicanos el pasado 1 de marzo».

«A pesar de que temo por mi vida, mi lucha está aquí, eso no me puede dejar callada ni me puede mantener escondida. Se cometieron delitos de lesa humanidad y Uribe un día va a tener que pagar todo lo que hizo, pues es un genocida», insistió.

Se quejó de haber recibido maltratos durante los momentos en que el Ejército colombiano llegó al campamento de las FARC después del bombardeo.

Lamentó que el Gobierno de México no haya hecho un pronunciamiento «enérgico» por lo ocurrido en Colombia y exigió que lo haga para continuar con las investigaciones de lo ocurrido.

también te puede interesar