Internacionales

En Iberoamérica existen distintas visiones de la crisis actual

El vicecanciller de Nicaragua Manuel Coronel Kautz sostuvo que el modelo financiero internacional se tiene que reestructurar total y absolutamente

Redacción Central |

El vicecanciller de Nicaragua Manuel Coronel Kautz sostuvo que el modelo financiero internacional se tiene que reestructurar total y absolutamente

El vicecanciller nicaragüense, Manuel Coronel Kautz, admitió que los países de Iberoamérica tienen distintas visiones sobre la posible solución de la crisis financiera, aunque se mostró confiado en alcanzar una voz común.

Las diferencias, según dijo Coronel Kurtz a Efe, están entre los países que plantean una «transformación total» hacia el «socialismo del Siglo XXI», y los que defienden soluciones «más suaves» dentro del actual modelo capitalista.

La crisis financiera global fue analizada por los ministros de Relaciones Exteriores que asisten a la Cumbre Iberoamericana que se celebra en San Salvador, quienes acordaron crear un grupo de trabajo con la intención de recoger en un documento una posición consensuada dentro la comunidad.

Coronel Kurtz explicó que el grupo de trabajo fue creado con la intención de superar esas diferencias y redactar un comunicado que se incorpore a los documentos que los jefes de Estado y de Gobierno firmarán el próximo viernes, antes de clausurar la cumbre.

El vicecanciller de Nicaragua sostuvo que el modelo financiero internacional «se tiene que reestructurar total y absolutamente, desde la perspectiva de los 4.500 millones de pobres que ha producido el propio sistema», y dijo que no existen alternativas menos ambiciosas, porque de otro modo «después será peor».

La salida, en su opinión, es «el socialismo, pero no el que había», que «fracasó igual que el modelo capitalista neoliberal», sino el «Socialismo del Siglo XXI», que promueve el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

A pesar de esas diferencias en la comunidad iberoamericana, el vicecanciller se mostró optimista sobre la posibilidad de llegar a una fórmula de consenso que exprese una posición única.

«Saldrá una idea común, porque se ha dicho que hay que revisar esto, y en eso no habrá desacuerdos», dijo.

El grupo de trabajo que se encargará de buscar ese consenso será abierto a «los países (iberoamericanos) que deseen participar» y se reunirá hoy mismo, con la intención de dejar redactado el documento y que los jefes de Estado y de Gobierno lo puedan discutir en las reuniones que tendrán entre jueves y viernes.

también te puede interesar