Internacionales

Con normalidad y alta participación cierran elecciones de Guatemala

Los candidatos a la presidencia de la república resaltaron el carácter cívico de la jornada

Elecciones en Guatemala
Las autoridades de Guatemala no han informado hasta el momento de que ese haya registrado incidente violento alguno. | EFE

Redacción Central |

Los candidatos a la presidencia de la república resaltaron el carácter cívico de la jornada

Los guatemaltecos acudiendo masivamente este domingo a las urnas para elegir a los representantes del poder ejecutivo, legislativo y local.

Las elecciones generales en Guatemala cerraron este domingo con normalidad y una elevada participación que incluso podría romper el récord de asistencia, tras una campaña empañada por la violencia, según fuentes oficiales.

El presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Óscar Bolaños, dijo que a mediodía la participación había alcanzado el 53 por ciento.

Las elecciones, en las que según los últimos sondeos habrá un empate técnico entre el socialdemócrata Álvaro Colom y el general retirado Otto Pérez Molina, transcurren «con normalidad» y «hemos comprobado que vamos a romper la barrera de asistencia», aseguró.

El jefe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), el peruano Diego García-Sayán, también dijo «que las elecciones se están desarrollando en un ambiente de tranquilidad y normalidad ejemplares».

En su primer informe sobre el desarrollo de los comicios, la OEA subrayó que «el proceso electoral se ha iniciado con normalidad» en los 22 departamentos en los que se divide el país.

El sufragio

Luego de ejercer su derecho al voto, el presidente de Guatemala, Oscar Berger le deseó «la mejor de las suertes» a todos los candidatos que participan en los comicios e hizo un llamado a «respetar la voluntad de la mayoría» que será contabilizada en las mesas.

«Va a ser un ejercicio democrático, transparente, hay que aceptar los resultados (…) quien tiene que ganar, es la democracia guatemalteca», dijo el jefe de Estado quien reconoció que en su país hay más de 50 por ciento de la población que es pobre y se tiene que seguir combatiendo la miseria con «más inclusión» social.

Asimismo, la candidata a la presidencia de Guatemala y premio Nobel de la Paz 1992, la indígena Rigoberta Menchú, depositó su voto en un colegio electoral de la capital guatemalteca.

Tras mostrar su satisfacción al término de una «larga campaña de hormiga», Menchú hizo un llamado a «todas las mujeres y jóvenes que hagan de estas elecciones realmente un acto cívico, pacífico, sin violencia, sin agresiones porque ya pasó el tiempo de la campaña».

El candidato a la presidencia de Guatemala, el socialdemócrata Álvaro Colom, del partido Unión Nacional de la Esperanza (UNE) y favorito en los sondeos, emitió su voto en el colegio Valle Verde de la capital guatemalteca. Colom aseguró que está «satisfecho con el trabajo que hemos hecho y por la fiesta cívica que vivimos».

Entretanto, su principal contendor, el general retirado Otto Pérez Molina, del conservador Partido Patriota y el médico Alejandro Giammattei, de la gubernamental Gran Alianza Nacional, hicieron un llamado a los guatemaltecos a ejercer su derecho democrático, tras emitir su voto

La jornada

El proceso comenzó con normalidad a las 7.00 hora local (13.00 GMT) con la apertura de los 2 mil 60 colegios de votación habilitados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) donde podrán acudir casi seis millones de ciudadanos para sufragar.

Un total de 5 millones 990 mil 29 de personas fueron convocadas a las urnas por el TSE, para elegir Presidente y vicepresidente, 158 diputados al Parlamento y 332 alcaldes municipales, por un período de cuatro años (2008-2012).

Las votaciones se llevaron a cabo luego de una campaña electoral de cuatro meses en la que han sido asesinados al menos medio centenar de candidatos, activistas políticos o familiares suyos.

Con un presupuesto de 400 millones de quetzales (unos 52 millones de dólares), los comicios han sido coordinados por el TSE, que ha dispuesto un total de 13 mil 764 mesas de sufragio, 4 mil 879 más que en las elecciones pasadas (2003), repartidas entre un total de 2 mil 060 centros de votación.

De los casi 6 millones de ciudadanos aptos para sufragar, de un total de 13,3 millones de habitantes, 53,11 por ciento son hombres y el resto mujeres.

Y de los 29 mil 821 candidatos que aspiran a un puesto de elección popular, 3 mil 762 son mujeres (12,6 por ciento), y menos de 3 mil indígenas, a pesar de que 42 por ciento de los habitantes de Guatemala pertenecen a alguna de las 22 etnias mayas.

De acuerdo con la legislación electoral de Guatemala, si ninguno de los candidatos a la presidencia obtiene a su favor 50 por ciento más uno de los votos válidos en las elecciones, será necesaria una segunda ronda electoral entre los dos aspirantes que hayan sumado mayor cantidad de votos en la primera vuelta.

Y según los más recientes sondeos, los aspirantes favoritos Colom y Pérez Molina pueden enfrentarse en una segunda vuelta, el próximo 4 de noviembre.

Un comunicado de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos asegura que el proceso se inició con normalidad, 88 por ciento de los colegios electorales abrió a la hora prevista y la afluencia de votantes ha sido numerosa.

también te puede interesar