Internacionales

Mueren cinco personas en ataques y hallan 12 cadáveres de personas

Cuatro que viajaban en un coche fueron acribilladas por un grupo armado y en otro incidente, un policía perdió la vida en una emboscada

Redacción Central |

Cuatro que viajaban en un coche fueron acribilladas por un grupo armado y en otro incidente, un policía perdió la vida en una emboscada

Cinco personas murieron este martes en ataques en el norte del país, mientras que la Policía encontró 12 cadáveres de personas asesinadas a tiros durante las últimas 24 horas en diversos lugares de Bagdad, informaron fuentes de seguridad.

Indicaron que cuatro personas que viajaban en un coche fueron acribilladas por un grupo armado en las cercanías del puente Al Muzana, en el norte de Mosul, capital de la provincia de Ninive, a unos 400 kilómetros de Bagdad.

En otro incidente, un policía perdió la vida y otros tres están heridos en una emboscada tendida por insurgentes en la aldea Lezakat, ubicada en la provincia de Salahedin, 170 kilómetros al norte de la capital iraquí.

Por otra parte, fuentes del Ministerio de Interior afirmaron que varios proyectiles de mortero impactaron la noche en la fortificada «zona verde», ubicada en Bagdad, y que acoge la sede del Gobierno iraquí y las embajadas de EEUU y Reino Unido.

Las fuentes, que no informaron de víctimas, señalaron que tras el ataque se escuchó el sonido de alarmas y se vieron columnas de humo elevarse desde esa área, la más custodiada de la capital.

Asimismo, tres civiles resultaron heridos por la explosión de bombas de mortero que cayeron en viviendas del distrito de Al Daura, en el sur de Bagdad, mientras que cuatro personas están heridas en un ataque similar en el barrio Al Bayaa, en el suroeste de la capital.

Por otra parte, un total de 12 cadáveres de personas asesinadas fueron halladas por la Policía iraquí en las últimas 24 horas en diversos lugares de Bagdad.

Cuatro de los cuerpos pertenecen a funcionarios del Ministerio de Electricidad, que ayer, lunes, fueron secuestrados por un grupo armado en una carretera entre Bagdad y la provincia de Diyala, al noreste de la capital.

Esos cuatro cuerpos junto a los otros ocho, que no portaban documentos de identificación, fueron trasladados al principal deposito de cadáveres de Bagdad para ser entregados a sus familiares.

En agosto pasado, la policía encontró un total de 421 cadáveres de iraquíes asesinados en Bagdad, según cifras proporcionadas últimamente por el Ministerio de Interior.

también te puede interesar