Internacionales

Bush viaja por sorpresa a Irak

Se reunirá con líderes iraquíes y decidirá la estrategia a seguir en el país del Golfo

Redacción Central |

Se reunirá con líderes iraquíes y decidirá la estrategia a seguir en el país del Golfo

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, llegó el lunes por sorpresa a la base aérea de Al Asad, en el oeste de Irak, para reunirse con líderes iraquíes y decidir la estrategia a seguir en este país del Golfo.

«Se trata del último encuentro de importancia de los consejeros militares del presidente y los dirigentes iraquíes antes de que el mandatario decida el camino a seguir», dijo el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell.

«Es una reunión decisiva que le permitirá tomar una decisión, si es que no lo ha hecho ya», agregó el portavoz.

Según informó la Casa Blanca, Bush está acompañado en su primera visita a Irak desde junio del 2006 (la tercera desde la invasión en marzo del 2003) por la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, el secretario de Defensa, Robert Gates, y el consejero nacional de Seguridad, Stephen Hadley.

El viaje de Bush y de sus principales asesores de defensa se interpreta como un intento del Presidente de justificar los logros obtenidos tras haber aumentado en enero en más de 26 000 soldados el número de militares estadounidenses desplegados en Irak.

Esta visita tiene lugar, además, diez días antes de que se haga público un informe oficial sobre la situación en Irak.

El jefe de las fuerzas estadounidenses en Irak, el general David Petraeus y el embajador de Estados Unidos en Bagdad, Ryan Crocker, deben entregar un informe los días 10 y 12 de septiembre, ante las dos cámaras del Congreso, sobre la estrategia decidida en febrero por el presidente Bush para poner fin a la violencia y ayudar a la estabilización de Irak con el envío de más refuerzos militares.

Un informe de los servicios de inteligencia estadounidenses advirtió el mes pasado que el envío de más soldados había provocado ciertos avances en seguridad, pero ningún progreso en el ámbito político.

Otro reciente documento de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (órgano de control del gobierno) destaca que de los 18 objetivos impuestos por el Congreso estadounidense en Irak, solo se han logrado tres.

La Casa Blanca informará de la situación al Congreso el 15 de septiembre para convencer a los parlamentarios de continuar financiando la guerra.

La oposición demócrata mayoritaria en el Congreso estadounidense busca desde hace meses obtener un calendario de retirada de los soldados norteamericanos de Irak.

Pero Bush y los comandantes estadounidenses pidieron tiempo para evaluar los resultados de su estrategia de reconciliación en el país, un objetivo que no se ha logrado.

también te puede interesar