Internacionales

Fuertes vientos reavivan los catastróficos incendios en Grecia

Los focos de fuego en distintas partes de Grecia se elevaban a 23, ocho de ellos especialmente virulentos

Incendios en Grecia
Una mujer mira un helicóptero de bomberos combatiendo un incendio en Thisoa, Grecia. | AP

Redacción Central |

Los focos de fuego en distintas partes de Grecia se elevaban a 23, ocho de ellos especialmente virulentos

Los catastróficos incendios que azotan Grecia y han causado 64 muertos en los últimos cinco días seguían este martessin estar controlados cuando fuertes rachas de viento reavivaron las llamas en varios puntos del Peloponeso, la zona más castigada.

Los focos de fuego en distintas partes de Grecia se elevaban a 23, ocho de ellos especialmente virulentos, según informaron los bomberos.

Los frentes más difíciles de controlar se sitúan en las localidades de Matesi, Kamena, Vasilaki y Plutojori, en el Pelopeneso, y en Gramatikos, cerca de Atenas.

El número de muertos aumentó hoy a 64, después de encontrarse el cuerpo calcinado de un pastor en Zajaro (en el sur del Peloponeso), un pueblo donde se habían dado por desaparecidas a otras tres personas.

«Se trata de pastores que pudieron verse aislados por las llamas cuando el incendio pasó por la localidad», dijo el alcalde del pueblo, Pantazis Jronópulos.

Desde el viernes pasado, 95 bomberos han resultado heridos, siete de ellos graves con quemaduras y contusiones, informó el portavoz de los bomberos griegos, Nikos Diamantis.

Como única noticia positiva en una jornada en la que los bomberos han luchado sin cuartel contra el fuego se informó que los incendios estaban controlados a última hora de la tarde en la isla de Eubea.

En Ilias, la zona más afectada del Peloponeso, «se requerirán al menos tres días y condiciones meteorológicas favorables para controlar a los incendios», informó el portavoz de los Bomberos.

Miles de personas han tenido que abandonar sus hogares y en las zonas más afectadas algunas pequeñas localidades siguen cercadas por las llamas.

En el pueblo de Matesi, un vecino declaró desesperado a un canal de televisión: «Tengo un hijo y está luchando contra la llamas. El fuego llega desde el sur, avanza y hay torbellinos».

Otro vecino, Costas Pampousis, de 72 años, dijo que «la mitad del pueblo se quemó el domingo y, de un hermoso pueblo, ha pasado a ser un hermoso cementerio».

En los pueblos de Agnanda y Anzona, en la misma región, y ya afectados en días anteriores por el fuego, los habitantes se quejaban de no tener «agua potable ni comida» y piden ayuda a las autoridades.

El Gobierno conservador griego ha tenido que hacer frente a una nueva batería de reproches por parte de la oposición política y la opinión pública, que les acusa de haber gestionado mal la crisis y haber respondido con mucha lentitud a la catástrofe.

El primer ministro, Costas Caramanlis, anticipó recientemente las elecciones legislativas al 16 de septiembre con la intención de revalidar su mandato, pero las llamas le pueden pasar factura en las urnas.

también te puede interesar