Espectáculo

La otra cara de Uma Thurman

La última imagen de la artista ha provocado un revuelo en las redes sociales. ¿Se hizo cirugía plástica o es el cambio de maquillaje y peinado?

1-5
La última imagen de la artista ha provocado un revuelo en las redes sociales |

Redacción Central |

En el estreno de su nueva miniserie, The Slap, en Nueva York, Uma Thurman no pasó desapercibida. La artista norteamericana apareció con un cambio radical de imagen que ha acaparado la atención de todos.

Inmediatamente comenzaron los rumores de un posible retoque en el quirófano o que simplemente se cambió de maquillaje y peinado.

Thurman en varias oportunidades se había declarado contraria a los retoques estéticos, pero parece haber cambiado de opinión. Aunque hasta el momento no ha confirmado ninguna cirugía, expertos aseguran que su rostro lo prueba.

«Observamos una cantopexia (rejuvenecimiento de los ojos), un afinamiento de la punta de la nariz, y un lifting profundo de párpados, cara y cuello. A consecuencia su rostro se ha afinado a la par que alargado (…) Uma, quien siempre se había mostrado reacia a la cirugía plástica, ha decidido apostar por un cambio radical en su fisionomía. A pesar de que bajo mi criterio habría intentado mantener naturalidad en su rostro y evitar ciertas cirugías más propias de pacientes con más edad (como el lifting completo), el resultado es óptimo”, aseguró a ¡HOLA! el doctor Ivan Mañero, cirujano plástico y estético fundado de IM CLINIC.

La musa de Tarantino, de 44 años de edad, lo que sí ha reconocido es que padece un trastorno mental que lleva a quienes lo padecen a querer cambiar su aspecto.

Se trata de la dismorfofobia, también denominada como trastorno dismórfico corporal o síndrome de distorsión de la imagen. Es un trastorno de la percepción y valoración corporal que consiste en una preocupación exagerada por algún defecto inexistente en la apariencia física, o bien, en una valoración desproporcionada de posibles anomalías físicas que pudiera presentar un individuo aparentemente normal.

La musa de Tarantino, de 44 años de edad, lo que sí ha reconocido es que padece un trastorno mental

La musa de Tarantino, de 44 años de edad, lo que sí ha reconocido es que padece un trastorno mental

“Pasé los primeros 14 años de mi vida convencida de que mi aspecto era horroroso. Era alta, con pies grandes y rodillas huesudas. Me sentía muy fea. Tenía una nariz grande, una boca grande, y esa clase de ojos separados en los que parece que tuvieras dos peces nadando entre las orejas. Incluso hoy, cuando la gente me dice que soy bella, no me creo una palabra”, asegura la actriz citada en el libro “Overcoming body image problems including body dysmorphic disorder” (Problemas con la imagen corporal, incluyendo dismofofobia).

Tras siete años de relación Thurman terminó en 2014 con el empresario Arpad Busson, padre de su hija menor. Además tiene otros dos hijos fruto de su matrimonio con el también actor Ethan Hawke.

La protagonista de Pulp Fiction no es la primera celebridad en intentar esconder el paso de los años, otras como Renée Zellweger y Catherine Zeta-Jones también han sido catalogadas por la prensa del espectáculo como aficionadas al bisturí.

también te puede interesar