Espectáculo

Sam Smith, protagonista en los Grammy 2015

El joven británico ganó cuatro galardones en la 57 edición de los premios más importantes de la industria de la música

Sam-Smith
Sam Smith |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La canción Stay with me, del joven británico Sam Smith, es oficialmente el mejor éxito del año en opinión del jurado de la 57 edición de los premios Grammy de la academia de Grabación, los más importantes de la industria de la música.

El joven de una voz indefinible y de solo 22 años, desde el primer minuto de la noche comenzó  recibir alabanzas con el premio al mejor nuevo artista, una categoría clave que eleva a quien lo recibe a un estrellato instantáneo, luego  recibió el premio al mejor álbum vocal pop, una categoría que se podría traducir como el disco mejor cantado. Smith con In the lonely hour, ganó a Coldplay, Miley Cyrus, Ariana Grande, Katy Perry y Ed Sheeran.

Y al final de la noche el Sam subió una vez más al escenario para recibir el premio a la canción del año y a la grabación del año, el equivalente al Oscar a la mejor película, por Stay with me. En esta ocasión Smith dedicó el premio a la pareja que le rompió el corazón “Gracias por romperme el corazón, me has dado cuatro Grammy”, dijo el artista.

Con Smith, compartió el podio Beck, el rockero de 44 años que fue laureado por su disco Morning phase como mejor álbum rock, disco con mejor ingeniería y, la categoría estrella, álbum del año.

Otros galardonados fueron Pharrell Williams, quien se llevó el premio a la mejor interpretación para una nueva versión en directo con su himno a la felicidad Happy. Beyoncé y Jay Z, fueron premiados por la mejor interpretación R&B por Drunk in love; y Eminem se coronó como el cantante con más éxito de la historia del rap al ganar por sexta vez el premio a  mejor álbum rap del año con The Marshall Mathers LP 2.

Por los latinos, Rubén Blades ganó en la categoría de mejor álbum de pop latino con su disco Tangos. Calle 13 obtuvo con  Multiviral, el mejor disco en categoría rock, urbano o alternativo. Mientras en el estilo tropical, el álbum latino del año fue Más + Corazón profundo de Carlos Vives,  y el mejor disco de música mexicana fue Mano a Mano, de Vicente Fernández.

Entre los momentos Grammy de este año, actuaciones que buscan ser sorprendentes e irrepetibles. La más interesante este año fue la de Rihanna, Kanye West y Paul McCartney, quienes se unieron para interpretar la potente canción FourFiveSeconds.

En el resto de las actuaciones Andrew Hozier-Byrne pudo cantar su intensa Take me to church, nominada a canción del año, acompañado por Annie Lennox. Usher salió al escenario con Stevie Wonder. Con su interpretación en directo de Living for Love, Madonna dio exactamente un espectáculo propio de ella. Pharrell Williams sacó al escenario un coro gospel y al pianista Lang Lang para improvisar con su canción Happy. Y además, después de cuatro décadas de carrera, AC/DC debutó en directo en los Grammy. Estas y otras sorpresas amenizaron esta edición 57 de los Grammy, espectáculo que solo dejó al público deseoso de más.

también te puede interesar