Economía

BCN: Las condiciones monetarias del país son las adecuadas

La conducción correcta de la política monetaria junto con el respaldo de la política fiscal permitieron alcanzar en mayo un saldo de Reservas Internacionales Brutas (RIB) de dos mil 522,1 millones de dólares

Banco Central de Nicaragua
Banco Central de Nicaragua |

Redacción Central |

El Banco Central de Nicaragua publicó el Informe Monetario del país correspondiente a los primeros cinco meses del año, el cual destaca que en ese lapso el ente emisor propició condiciones de liquidez ordenadas, mediante operaciones monetarias activas, y resguardó la estabilidad del régimen cambiario.

La estrategia de colocaciones del BCN durante el período se orientó a propiciar un manejo más eficiente de la liquidez de corto plazo y a administrar los excedentes de liquidez estructural.

Para tal fin ofreció letras en todos los plazos disponibles, en particular a siete y 14 días, las cuales representaron cerca de la mitad del monto total colocado.

La tasa promedio ponderada de las operaciones de mercado abierto del BCN fue de 1,67 por ciento, con una colocación neta de dos mil 184,3 millones de córdobas.

Al cierre de mayo, señala el Informe, la brecha del tipo de cambio de venta se ubicó en los rangos normales, promediando 0,78 por ciento, mientras la cobertura de liquidez del sistema financiero reflejó niveles adecuados, al situarse en 31,1 por ciento.

A continuación muestra que la conducción de la política monetaria, con el respaldo de la política fiscal, permitieron alcanzar un saldo de Reservas Internacionales Brutas (RIB) de dos mil 522,1 millones de dólares, lo que, vinculado con la dinámica de la base monetaria, representó una cobertura de RIB a Base Monetaria de 2,96 veces y de 5,1 meses de importaciones.

Igualmente destaca que el Sistema Financiero Nacional (SFN) reflejó al cierre de abril un desempeño favorable en la mayoría de indicadores.

En este sentido, la cartera de crédito mantuvo un dinamismo favorable, mientras los depósitos se constituyeron como la principal fuente de fondeo, en tanto el sistema financiero nacional reflejó indicadores de rentabilidad y de solvencia adecuados.

En este sentido, el crédito de la banca a abril alcanzó un crecimiento de 22,1 por ciento, similar al promedio de los últimos 12 meses (21,6 por ciento).

Asimismo, las captaciones de depósitos continúan siendo la mayor fuente de financiamiento del crédito, registrando al cierre de abril un incremento interanual del 12 por ciento. A su vez, la liquidez del SFN se mantuvo en niveles adecuados, situándose el ratio de disponibilidades a depósitos en 33 por ciento.

De igual manera, los indicadores de rentabilidad de la banca reflejaron el buen desempeño del sector financiero.

En particular, la rentabilidad sobre activos (ROA) se ubicó en 2,2 por ciento, explicado en parte por el incremento en los ingresos financieros por cartera de crédito, mientras que los indicadores de solvencia continúan reflejando la solidez del sistema financiero.
ros/mau

también te puede interesar