Economía

El petróleo cae, sin desplomarse

El aumento en el número de plataformas de perforación en Estados Unidos por segunda semana consecutiva y una fortaleza coyuntural del dólar pesaron sobre los futuros del crudo, que se negocian en esa moneda y están sujetos a sus vaivenes

Precio estable del petróleo
Precio estable del petróleo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El precio del petróleo Intermedio de Texas (WTI), de referencia en Estados Unidos, bajó el viernes 1,49 dólares (2,95 por ciento) y terminó en 49,07 dólares el barril, la segunda caída consecutiva en la semana, sin mayores aspavientos, aunque rompió la recuperación del valor del crudo a precios no observados desde julio de 2015.

Los futuros del Brent del mar del Norte para entrega en agosto perdieron 1,41 dólares (2,7 por ciento), y cerraron a 50,54 dólares el barril, en su peor jornada del mes.

El descenso coincidió con múltiples factores, como una baja de más de un 1,0 por ciento de las acciones en Wall Street, la mayor caída diaria desde abril, que propició una toma de ganancias en contratos del WTI y el Brent, y una apreciación en 0,7 por ciento del dólar.

Asimismo, el anuncio del aumento en tres unidades, esta semana (fueron nueve en la pasada), en el número de plataformas petrolíferas operando en Estados Unidos, hasta las 328, aunque muy lejos de las 635 que había el año pasado por estas fechas.

Esa cantidad ha venido cayendo a tono con el derrumbe de los precios del crudo que se viene registrando desde el segundo semestre de 2014.

Aún así, los contratos del Brent y del WTI terminaron el período con ganancias cercanas a un 2,0 por ciento y un 1,0 por ciento, respectivamente, gracias a los avances registrados entre lunes y miércoles.

Durante la semana, el crudo estadounidense alcanzó niveles no vistos desde julio pasado, hasta los 51,23 dólares del miércoles, dando esperanza a los operadores de que el valor se mantendría por encima de la barrera psicológica de los 50 dólares.

En otro orden de cosas, analistas del mercado apuntaron ese viernes hacia un alza en la demanda de crudo a medida que la capacidad global de refinación se acerque a su máximo histórico, aunque el aumento podría no sostenerse debido a los elevados suministros que llegan al mercado, erosionando los márgenes de ganancias.

Datos de Thomson Reuters Eikon muestran que la capacidad global disponible para refinar petróleo y convertirlo en combustibles como gasolina o diésel llegará a 101,8 millones de barriles por día (bpd) en agosto, un techo histórico, desde cerca de 97,25 millones de bpd registrados en marzo pasado.

De este nivel de capacidad, entre 80 y 85 millones de bpd serán utilizados durante los meses de verano en el Hemisferio Norte, según estimaciones de varias refinerías y operadores de la industria, lo que elevará la demanda de crudo e impulsará los precios en el mercado internacional,  según Virendra Chauhan, de la consultora Energy Aspects.

El incremento de la actividad de refinación se está dando justo en momentos en que se están detectando interrupciones en la extracción por causa del incendio forestal en zonas de arenas bituminosas en Canadá, ataques a las instalaciones extractivas en Nigeria y un menor bombeo en Estados Unidos, Venezuela y Asia, factores que están ajustando los suministros globales.
mem/mau

también te puede interesar