Economía

El petróleo mantiene con altibajos su marcha ascendente hacia los 50 dólares

Siguen sumándose factores para que el “oro negro” mantenga el aliento ante metas que ya no se tenían en cuenta

Extracción de petroleo
Extracción de petroleo |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El precio del petróleo Intermedio de Texas (WTI), de referencia en Estados Unidos, cerró este viernes en Nueva York a 49,33 dólares el barril para entrega en julio, en tanto el Brent del Mar del Norte lo hizo en Londres, a 49,32 dólares en iguales términos.

Lo más importante es que los precios no se alejaron mucho del piso de 50 dólares, un nivel que no se ve desde el 21 de julio de 2015. Se replegaron, pero no se hundieron. Eso es una buena señal, sostuvo Carl Larry, de Frost & Sullivan, consultores de Texas.

La baja se atribuye en ambos casos a un ligero fortalecimiento del dólar estadounidense, moneda en la que se realizan las transacciones del crudo y a una apatía en el mercado ante la cumbre de la OPEP en Viena, el próximo jueves 2 de junio, según Matt Smith, de la firma neoyorkina ClipperData.

Ya el mes pasado, varios países de la Opep y productores ajenos al cártel no consiguieron acordar un congelamiento de la producción como forma de reducir la oferta y estimular los precios.

El principal obstáculo fue Irán, reacio a producir menos de 2,2 millones de barriles diarios en momentos en que trata de reconquistar mercados perdidos por años de sanciones económicas encabezadas por Estados Unidos, levantadas hace pocos meses.

Otro factor a considerar fue el nuevo descenso semanal en el número (dos) de plataformas petrolera (316) trabajando en Estados Unidos. Esa cantidad es menor a la mitad de las que había en operaciones el año pasado por estas fechas (646).

El regreso del barril a los 50 dólares es el último de una serie de acontecimientos que ha dejado perplejos a analistas, productores y operadores desde que los precios comenzaron a caer ante el exceso de oferta en 2014, cuando la cotización promedio alcanzó los 88,42 dólares el barril, frente a los 98,08 de 2013.

En 2015 llegó a 44,65 dólares y a comienzos de este año (2016) rondaba los 30 dólares el barril, un nivel que no se había visto desde inicios de la década, antes de empezar a repuntar.

Inversionistas y economistas dijeron que la economía mundial se beneficiaría si los precios del crudo oscilan entre los 50 y 60 dólares el barril. A este respecto, el presidente de la Opep y ministro catarí de Energía y Producción, jefe Mohammed Bin Saleh Al Sada, consideró hace dos días que el precio no debería ser inferior a 65 dólares por barril para evitar choques económicos en la industria.

Ese precio será conveniente para la estable atracción de inversiones a la industria y la estimulación del suministro del crudo en cantidades necesarias a escala global, indicó.

La mayor esperanza para bajar la oferta es que Estados Unidos continúe reduciendo su producción como lo viene haciendo semana tras semana desde hace casi tres meses. Este viernes, incluso, se reportó también una cantidad menor de pozos activos, lo que no ocurrió la semana pasada.
mem/mau

también te puede interesar