Economía

Nicaragua, tercera en crecimiento en América Latina y el Caribe

Este avance, que se viene logrando desde hace años, es consecuencia del modelo de alianza entre el gobierno, el sector privado y los trabajadores

Crecimiento económico
Crecimiento económico |

Redacción Central |

El crecimiento económico de Nicaragua mantuvo su tendencia al alza en 2015, cuando alcanzó una tasa del 4,9 por ciento, dos décimas por encima del año precedente (4,7), indicador que le permitió situarse en el tercer lugar de las economías de América Latina y el Caribe que más aumentaron su Producto Interno Bruto (PIB), detrás de Panamá (5,8) y delante de Bolivia (4,8).

Ese comportamiento resultó del buen manejo económico del Buen Gobierno del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega.

En relación con sus vecinos centroamericanos más cercanos, Nicaragua ocupó el primer lugar, seguida por Guatemala (4,0 por ciento), Costa Rica (3,7), Honduras (3,6) y El Salvador (2,4).

Subtítulo: Crecimiento promedio superior al 5,0 por ciento en los últimos 5 años

Nicaragua mostró un buen desempeño económico en 2015, y su crecimiento promedio en los últimos 5 años se situó en el 5,08 por ciento.

Este dato es sobresaliente y más si tomamos en cuenta que Nicaragua posee una de las tasas de crecimiento más favorables de la región, a pesar de las predicciones de decrecimiento del FMI (-0,1 en 2015 y -0,5 en 2016), lo que demuestra la solidez y el buen andar de la economía nicaragüense.

La construcción fue el motor principal del crecimiento

El principal impulsor del crecimiento económico en el pasado año fue el sector de la Construcción, con el 25,4 por ciento, seguido por los de la Intermediación Financiera y Servicios Conexos, con el 9,5; el Comercio, con 7,0, y los hoteles y restaurantes, con el 5,5.

La Construcción fue muy dinámica en 2015, en especial las inversiones privadas en residenciales, hoteles y restaurantes, centros comerciales y supermercados, en tanto la inversión pública se destacó en obras de infraestructura vial, en centros de salud, educativos, de generación de energía eléctrica rural y en viviendas sociales.

Ejemplos importantes de la inversión pública fueron en ese lapso la construcción del paso a desnivel en Rubenia, “Barricada de la Esperanza”, y del Hospital Militar Escuela “Dr. Alejandro Dávila Bolaños”, el más moderno de su tipo en Centroamérica.

Destacó en el año 2015 que la inversión privada y pública complementó el crecimiento económico de nuestro país, al generar empleo y bienestar para la población, especialmente de los pobres.

La formación bruta de capital público creció en 22,8 por ciento y la privada, en 31,4 por ciento, indicando el alto dinamismo de la inversión en Nicaragua.

La coordinación entre el Gobierno, la empresa privada y los trabajadores constituye un factor clave en la exitosa conducción económica y social de Nicaragua. Esta grande e importante alianza solo ha podido ser lograda con el gobierno del Comandante Daniel.
mem/mau

también te puede interesar