Economía

Buscan elevar productividad del marango y semilla de jícaro en Chinandega

La apertura de dos plantas agroindustriales responde a la estrategia nacional de fortalecer las capacidades productivas del sector

semillas
Inauguran plantas agroindustriales de Marango y Semilla de Jícaro en Villa Nueva |

Redacción Central |

Dos plantas agroindustriales para el cultivo del marango y la semilla de jícaro fueron inauguradas en la comunidad de Israel, del municipio Villanueva, de Chinandega. Estas cooperativas responden a la estrategia nacional de fortalecer las capacidades productivas, organizativas y empresariales del sector en nuestro país con lo cual se garantiza la diversificación de la producción y la seguridad alimentaria.

En este sentido la cooperativa dedicada al cultivo de la semilla de jícaro cuenta con 225 manzanas de tierra utilizadas en la producción de maíz, mientras que el 25 por ciento de esta área está destinado a los árboles de jícaro.

Uno de los usos del jícaro es el cereal, que se elabora luego de abrirlo, secarlo y limpiar la semilla, la cual es revuelta con arroz y canela y posteriormente se empaca en bolsas plásticas para ofertarlo a la población.

Lea también: Marango al plato

En tanto la entidad destinada al marango, cuya área de producción es de 70,22 manzanas, tiene como objetivo propiciar el desarrollo productivo, así como su acopio y su comercialización.

En cuanto al marango los productores nicaragüenses están siendo beneficiados con capacitaciones y financiamiento por parte del Ministerio de Economía Familiar y Comunitaria (MEFCCA) para promover su utilización como medicina natural, ya que sirve para enfrentar diversas dolencias por su contenido de vitaminas C y D, así como otra gran cantidad de aminoácidos.

Lea también: Buscan elevar producción de marango para 2016

Asimismo este árbol, al cual llaman de los mil usos, provee alimentos, nutre los suelos, de sus partes se pueden extraer medicamentos, fertilizantes y aceite.

En cuanto a su uso en labores de reforestación y cuidado de los suelos, es empleado como árbol de sombra, pantalla visual y auditiva, incluso como cortavientos, por lo que se recomienda sembrarlo en grupos, ya que los vientos fuertes pueden destruir los ejemplares que se siembren de manera solitaria.
mem/ana

también te puede interesar