Economía

Revisan línea que ocasionó apagón el domingo

Tras restablecer el servicio eléctrico en una hora, brigadas técnicas revisan la línea de Ticuantepe y Los Brasiles para eliminar la causa del corte eléctrico

Electricidad
Trabajos de mantenimiento en la red de distribución electrica |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Brigadas técnicas revisan la línea que va de Ticuantepe a Los Brasiles para detectar el lugar de la rotura que este domingo -durante la mayor demanda eléctrica- originó el apagón de una hora.

Los expertos buscan restablecer el servicio normal, según confirmó este lunes el ingeniero Salvador Mansell, presidente Ejecutivo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel).

El titular de la Enatrel explicó durante una comparecencia en el programa televisivo Revista en Vivo que la interrupción en la transmisión de energía se produjo en momentos de mayor demanda, de unos 420 mil voltios, de los cuales cerca de 200 mil eran para Managua.

Apuntó que la capital conforma una especie de anillo y que es abastecida por nueve subestaciones, con dos líneas principales.

Una de ellas viene de Sandino y la otra de Ticuantepe a Los Brasiles, la cual se encuentra fuera de servicio este lunes para su revisión, reparación necesaria y restablecimiento, agregó.

En los últimos años, recordó, se mejoró la red eléctrica y mediante líneas adicionales instaladas se abrió el suministro hacia la capital del país, restableciéndose en unos 30 minutos el 65 por ciento del área, mientras que en los próximos 25 minutos se encontraba normalizado el servicio eléctrico.

El ingeniero Mansell señaló que en estos casos los directivos de la Enatrel se presentan en el despacho nacional, desde donde pueden analizar todo el panorama del país, buscar soluciones y hacer la operación de forma automática.

Ello, explicó, se puede hacer gracias a los equipos comprados por el actual Gobierno y las 90 subestaciones instaladas en los municipios y diferentes lugares del país, así como 20 plantas de generación, como ocurrió en esta ocasión, con las cuales se mantiene comunicación constante.

Apuntó que en el país existen condiciones para hacer cualquier ajuste y reparación desde el despacho central, ante cualquier situación que exista, porque se hace de forma automática mediante las pizarras instaladas.

La demanda de consumo entre semana tiene un máximo de unos 600 megavatios y solo con las fuentes renovables se pudiera satisfacer ese consumo, pero si se le suma la capacidad con el uso de fuentes térmicas llegan a más de mil 240 megavatios, lo que significa que se tiene una reserva importante.

Este fortalecimiento del sistema eléctrico se ha venido haciendo poco a poco durante los últimos años, con nuevos equipos que facilitaron la eliminación de los apagones diarios que ocurrían en los primeros seis años del presente siglo.

Nicaragua continúa mejorando su sistema de generación y transmisión eléctrica, con el objetivo de satisfacer la demanda del país, con especial atención a incrementar la producción con energía renovable, que es limpia y más barata, subrayó el ingeniero Masell.

también te puede interesar