Economía

Confirma BCN que la economía es estable y brinda confianza

La economía crecerá este año un cinco por ciento, pero se requiere un nivel superior para erradicar más rápidamente la pobreza extrema

PIB
Crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

La economía del país se mantiene estable, en constante crecimiento durante los últimos años, previéndose un alza del Producto Interno Bruto (PIB) de 4,5 por ciento en 2014 y de un cinco por ciento en el presente año, afirmó este martes el presidente del Banco Central (BNC), Ovidio Reyes.

Durante el espacio televisivo Estudio TN8, el titular del BCN resaltó que todavía no tiene los números finales para determinar el crecimiento del PIB del año pasado, pero que se acerca más a 4,5 por ciento, pues a finales de ese período el sector exportador fue más dinámico, bajó el precio de los combustibles en el mercado internacional y hubo más actividad en la construcción.

Recordó que el BCN previó un alza de 4,5 a cinco por ciento en 2014, pero hubo cuestiones que impedían ese crecimiento, como fueron los movimientos telúricos de  abril, la sequía que afectó hasta agosto, con daños al sector agropecuario, la baja en los precios de algunos productos de exportación, entre ellos el oro, y una disminución en la dinámica del sector de la construcción.

Explicó que debido a esos factores se planteó un crecimiento de entre un cuatro y 4,5 por ciento, pero que debido a la mejoría de varios indicadores durante los últimos meses del año ahora se proyecta un crecimiento del PIB en torno al 4,5 por ciento, lo cual se sabrá definitivamente en los próximos días.

Entre otros logros registrados en 2014 subrayó que se alcanzó un nivel récord en las Reservas Internacionales Brutas (RIB), con un monto de dos mil 276 millones 200 mil dólares, para un aumento de 283 millones 200 mil dólares en comparación con la de 2013.

El titular del BCN indicó que este es uno de los indicadores que más valoran los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, porque refleja estabilidad y seguridad financiera, al tiempo que fortalece el régimen cambiario y da garantías al movimiento de divisas en el país.

En cuanto al crecimiento previsto para 2015, Reyes señaló que para el cálculo se analizan los resultados del año anterior, que son buenos, y también la situación económica internacional, porque países como el nuestro dependen fundamentalmente del comercio con otras naciones.

Sobre la economía internacional expresó que la situación en Europa es ambigua y el intercambio comercial puede afectarse. La baja del precio del petróleo también hace daño a naciones exportadoras de crudo como Rusia, Venezuela, Colombia y Ecuador, mientras la recuperación de Estados Unidos sigue lenta y otros países, como China, mantienen un régimen de crecimiento anual, acotó.

Atendiendo a esos factores, puntualizó, el crecimiento del PIB para el presente año será de entre 4,5 y cinco por ciento, sobre lo cual se hará una valoración dentro de unos meses y se precisará con mayor rigurosidad.

En respuesta a una pregunta del periodista Erving Vega, conductor del programa, apuntó que las construcciones del Canal Interoceánico y de la hidroeléctrica Tumarín no se tomaron en cuenta para este pronóstico de crecimiento del PIB.

El presidente del BCN significó que el país mantiene en los últimos años un crecimiento estable, por encima del promedio de Centroamérica, pero que se requiere de un siete por ciento para eliminar con mayor brevedad la extrema pobreza, que es el objetivo principal del Gobierno Sandinista.

De ahí, refirió, la importancia de mantener el crecimiento de sectores puntuales de la economía nacional, como es el agropecuario, con una presencia importante en el comercio internacional.

Uno de las esferas que se prevé tengan un salto positivo en este año es la construcción, con la generación de empleos, debido al número de obras que se proyectan realizar, sin contar los dos megaproyectos mencionados.

Asimismo apuntó que es necesario continuar las acciones para elevar la productividad en el sector agropecuario y las pequeñas y medianas empresas, especialmente las relacionadas con el cuero y la madera, porque podrían aumentar las producciones con las capacidades instaladas. Para ello -enfatizó- es necesario ampliar la capacitación y el uso de nuevas tecnologías.

Finalmente recordó que Nicaragua es un país dependiente de la economía mundial, especialmente del comercio, y hay que estar vigilante de los precios del petróleo, que aún se presentan muy volátil, así como elevar el nivel productivo y competitivo en los diversos sectores de la economía del país, para tener un año mucho más positivo que el anterior, que calificó de muy positivo.

también te puede interesar