Economía

Aceptan ganaderos retos ante cambio climático

La sequía del presente año fue una lección para el sector ganadero y se toman medidas para afrontar con éxito el cambio climático

Salvador Castillo, presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic)
Salvador Castillo, presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic) |

Redacción Central |

El presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic), Salvador Castillo, aseguró hoy que este sector productivo aceptó los retos que le impone el cambio climático y ejecutan acciones diversas para afrontar esta realidad, que se hace presente en todo el planeta y, como es lógico, en este país.

Castillo dijo durante una entrevista en el programa televisivo Estudio TN8 que la gran mayoría en el sector ganadero son pequeños y medianos productores y que decidieron prepararse este año mejor que en los anteriores, cuando garantizaban alimentos para períodos de seca, pero solo hasta mayo que deben comenzar las lluvias de invierno.

Al respecto señaló que la falta de precipitaciones este año desde mayo hasta fines de agosto provocó una considerable falta de alimento animal en el llamado corredor seco, centro y la costa del Pacífico, que obligó a la compra de productos que encarecieron el proceso de cría de vacunos, para evitar su muerte por la no ingestión de nutrientes.

Significó que hoy día tienen en gran parte de sus fincas hierbas, pero no buen pasto para el ganado, porque no se resembró el área destinada para el alimento animal.

No obstante, dijo, ahora se decidió cultivar plantaciones más resistentes a la sequía y que sirva para abastecer hasta más allá del mes de mayo, para evitar lo que sucedió este año.

Otra acción que toman los miembros de Faganic es el acopio de agua en diversos embalses, que garanticen el suministro del vital líquido a los vacunos para que estos puedan mantener su crecimiento y producción de leche.

Al respecto apuntó que se reforestan las áreas y se plantea la eliminación de limpiar áreas mediante el fuego, sino que se deben utilizar otros medios, porque la quema hace mucho daño a mediano plazo y largo plazo, incluyendo la falta de lluvias y, por tanto, la escasez de buen pasto para el ganado.

Otro elemento que señaló Castillo que es necesario para afrontar el cambio climático es el de utilizar nuevas técnicas para aumentar la productividad, lo que significa producir más carne y leche con menos animales, porque el tener más vacunos significa mayores gastos, o sea el encarecimiento de la actividad.

Para el aumento de la productividad hay que tener en cuenta, entre otros aspectos, mejores razas para lograr mayores resultados y disminuir el número de animales a atender, así como utilizar nuevas técnicas para el alimento animal, que sea más nutritivo, que responda en igual tiempo con más peso corporal y proporcione mayor cantidad de leche durante los ordeños, comentó.

También se refirió al cultivo de nuevas variedades para el alimento animal como es el sorgo, que tiene buen nivel proteico y es más resistente a la sequía, con el objetivo de  garantizar su suministro mediante el forraje en el verano.

Igualmente se habló en el programa del uso del follaje del marango, que tiene alto nivel nutritivo.

El líder ganadero resaltó que este sector proporciona al país alimentos e ingresos de divisas y que debe ser una preocupación de todos los que tienen que ver con esta esfera la ejecución de estas medidas para mantener la tendencia alcista, pero sucede que los pequeños y medianos ganaderos no tienen acceso a la banca, sino a microfinancieras.

Esta falta de recursos económicos obstaculiza la realización de medidas contra el cambio climático, que tienen sus costos y que de no hacerse no se podrá afrontar con éxito estas nuevas condiciones para la producción ganadera, subrayó Castillo.

Durante el proceso de sequía, señaló, muchos prefirieron el sacrificio de vacunos o su venta para evitar la pérdida total por muerte del animal, lo que puede afectar la masa en un futuro próximo, por lo que es necesario tener en cuenta que esta práctica es nociva al sector y es necesario proteger las hembras, que garantizan la reproducción y la leche.

En cuanto a las exportaciones de ganado en pie, puntualizó que este año se incrementaron las ventas, no solo a Venezuela, sino también a Costa Rica y Honduras y que el sector ganadero nicaragüense prefiere que el valor agregado que proporciona la industria se quede en la nación, pero que en otros países se paga mejor que en Nicaragua.

Mencionó al respecto que existe cierto distanciamiento entre el sector productivo ganadero y la industria que procesa la carne y que debe existir un mejor entendimiento entre ambos para vender en el país las reses y que pueda aprovecharse la producción local de vacunos, que es la mayor de Centroamérica.

Asimismo ocurre con el sector financiero, porque no reciben préstamos para ejecutar las medidas contempladas para afrontar el cambio climático y evitar afectaciones con nuevas sequías, lo cual es ya una realidad y amenaza con establecerse la situación actual.

Es necesario, expresó, que los pequeños y medianos productores del sector ganadero tengan acceso a la banca, con préstamos blandos para desarrollar las acciones que se requieren y garantizar el buen desarrollo de la ganadería en Nicaragua.

Finalmente indicó que ante estas situaciones que se presentan y la necesidad de elevar la productividad en el sector, es necesario actuar unidos, coordinar las acciones para que todos salgan victoriosos, porque ante el cambio climático hay que prepararse como un bloque para garantizar el agua y el alimento animal para los períodos de verano y eventuales sequías.

también te puede interesar