Economía

Millonarias asignaciones para investigaciones agrícolas

El uso de semillas mejoradas y la aplicación de nuevas y factibles prácticas agrícolas han beneficiado los rendimientos de la producción agraria en el país

Producción agropecuaria
Producción agropecuaria |

Redacción Central |

Las asignaciones millonarias asignadas en los últimos años al Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (Inta) y la labor de especialistas directamente con entidades productivas con novedosas prácticas agrícolas han facilitado el crecimiento de rendimientos, fundamentalmente en pequeños y medianos productores.

Nicaragua, como país con una economía basada en la actividad agropecuaria, procura desde el año 2007 el perfeccionamiento  de este sector mediante el uso de semillas mejoradas y certificadas, así como de novedosas prácticas agrícolas que se les llevan a los pequeños y medianos productores y a las cooperativas agropecuarias, en pos del rendimiento y la calidad.

Este uso de semillas mejoradas y certificadas, así como practicar el empleo de novedosos métodos agrícolas se hace más necesario ante la presencia del cambio climático, donde se requiere un mejor aprovechamiento de cada área con cultivo, así como afrontar las nuevas condiciones de sequías, plagas y garantizar mayor germinación de las semillas.

Para obtener estos resultados, se le asigna al Inta presupuestos millonarios, como el del año 2013, que ascendió a 12 millones 200 mil dólares, el cual sirvió para incrementar la atención directa a pequeños y medianos productores con nuevos métodos agroecológicos, uso de mejores semillas, nuevas tecnologías agrícolas para el cultivo de variados rubros, así como investigaciones de nuevas variedades más productivas y resistentes al cambio climático.

Al respecto, el presidente  de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upan), Michael Healy, considera que el Inta ha ayudado a mejorar la actividad agrícola, especialmente en los últimos años, porque esta institución viene trabajando en la obtención de semillas mejoradas para cultivos como arroz y frijoles, sobre lo cual ha tenido éxitos.

El Inta cumple su misión tecnológica y científica en el sector agropecuario, que es hoy día un referente nacional en procesos de investigación e innovación tecnológica agropecuaria, que contribuye a la reducción de la pobreza, elevar la seguridad alimentaria y nutricional de las familias nicaragüenses.

No se puede obviar que el sector agropecuario del país se encontraba prácticamente abandonado durante más de un decenio, hasta el año 2006, y que fue a partir de 2007 que se incrementó el número de pequeños agricultores y de cooperativas, dándole el Inta un tratamiento efectivo para aumentar la eficiencia y productividad en las plantaciones de distintos rubros.

En  el presente año el Inta tiene asignado más de 297 millones de córdobas, previéndose atender a una cifra mayor de los 65 mil productores directos, 44 mil 100 mediante Asistencia Técnica Pública, y 21 mil productores a través de la Asistencia Técnica a Cooperativas.

Asimismo se plantea para 2014 generar nueve mejoras tecnológicas mediante la introducción de dos nuevas variedades de semillas, cuatro en agricultura sostenible, tres en ganado mayor y menor. Además también contempla fomentar la utilización de semilla certificada en 11 mil 598 productores.

Los pequeños productores están convencidos de los beneficios productivos que tienen mediante la relación del Inta con ellos, como es el caso de Ana Rosa Romero, responsable técnica de la Cooperativa la Unión, en Wiwilí, Nueva Segovia y Jinotega, quien dijo a medios de prensa que productores agremiados han logrado incrementar el rendimiento productivo de sus cultivos.

Señaló que en los últimos cuatro años han recibido el apoyo técnico del Inta en aspectos como manejo integral de los cultivos, fertilización de tierra, uso de semillas mejoradas o híbridas, todo lo cual ha incidido en el rendimiento de la cosecha, porque este se incrementó hasta en 30 por ciento en algunos cultivos.

también te puede interesar