Economía

Competitivos parques industriales en zonas francas

Estas zonas deben tomarse en cuenta en cuanto a mejoras de infraestructuras nacionales por los beneficios que reportan a Nicaragua

Zonas Francas, Álvaro Baltodano
Zonas Francas, Álvaro Baltodano | ND

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El incremento sostenido de parques industriales de Zonas Francas en el país desde 2001 a la fecha, su modernización tecnológica, el aumento de su competitividad y de exportaciones hace necesario que se tenga en cuenta este sector productivo en las infraestructuras nacionales, porque representa una parte importante de producción y exportaciones, así como de empleo de fuerza laboral.  

Las acciones de estos Parques Industriales en Zonas Francas han hecho al país más competitivo en la arena internacional, lo cual hizo posible su crecimiento de este sector y con ello el mayor empleo de mano de obra y beneficios para nuestra nación, con el cumplimiento oportuno de los servicios básicos que han necesitado, seguridad ciudadana y de inversión, logística, situación geográfica idónea y respuesta ágil a sus demandas productivas.

La agilidad en las soluciones para el crecimiento productivo conllevó a incrementos de exportación de las empresas en Zonas Francas, las cuales se han extendido en capacidad productiva como en fuerza laboral, así como de número de Parques Industriales en el país.

Las estadísticas señalan que en 2001 existían solo cinco Parques Industriales que albergaban a 45 empresas que generaban 37 000 empleos directos, 111 000 empleos indirectos, con exportaciones por un valor de 296 millones de dólares, en 293 000 metros cuadrados de techo industrial.

Pero la situación en 2013 fue muy distinta, porque el Banco Central de Nicaragua (BCN) señaló que en solo 12 años ya se dispone de 22 Parques Industriales y 32 unidades de producción agroindustrial bajo régimen de Zonas Francas.

Estas áreas albergan a más de 142 empresas que generan más de 105 000 empleos directos y 315 000 indirectos, beneficiando a más de dos millones de nicaragüenses a través de los 2 500 millones de dólares en exportaciones proyectadas por la Comisión Nacional de Zonas Francas (CNZF, generados en más de dos millones de metros cuadrados de techo industrial.

En ese período se han multiplicado por cuatro el número de Parques Industriales del país, por tres, el número de empleos directos, población beneficiada y empresas usuarias e incrementando en ocho veces las exportaciones generadas en el sector.

Cifras del BCN señalan que un aspecto importante es que se diversificaron las exportaciones, pasando de un 100 por ciento de textiles vestuario a principios de los años 90 del siglo pasado, a 60.35 por ciento en el primer semestre de 2013, con mayor presencia de distintos rubros en sus ventas al extranjero.

Entre los nuevos rubros que se producen y exportan se encuentran arneses automotrices, con 24.04 por ciento del total de producción, y a las correspondientes al área agroindustrial, que ocupan casi 12 por ciento, también del total de producción. En el sector textil también hubo su diversificación, con mayores volúmenes exportados a mejores precios, así como la integración a través de empresas de tejido plano y de punto.

Además, los Parques Industriales se encuentran distribuidos en distintas regiones del país, lo que significa un mayor incentivo en distintos departamentos y municipios, debido a la ocupación de mano de obra, tanto como técnicos especializados como para el proceso laboral directo en la producción. 

Además, se prevé que con el Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea tenga un mayor impulso este sistema de Zonas Francas, con una mayor diversidad de producción exportable, como sucedió cuando se creó la zona de libre comercio, en el año 2006, entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos.

Para este futuro próximo se plantea mantener el reto permanente, como es el de aumentar la competitividad y productividad de nuestra mano de obra a través de un sistema dual de educación: profesional y técnico, con el objetivo de disminuir costos en general, así como bajar gastos por uso de energía eléctrica y de mano de obra a largo plazo, lo que aseguraría la creación de mayores empleos en el sector del sistema de Zona Franca.

también te puede interesar