Economía

Persiste debilidad en el sistema financiero europeo

La situación de los bancos se reafirma como un motivo de desvelo para muchos

Lorenzo Bini Smaghi
Consejero del Banco Central Europeo (BCE), Lorenzo Bini Smaghi. | Internet

Redacción Central |

La situación de los bancos se reafirma como un motivo de desvelo para muchos

A más de un año del inicio de la crisis de deuda europea, todavía hoy persiste la debilidad del sistema financiero.

La situación de los bancos se reafirma como un motivo de desvelo para muchos, principalmente por la disminución de los precios de las acciones y, en algunos casos, por el aumento del costo de financiamiento.

Al respecto, uno de los consejeros del Banco Central Europeo (BCE), Lorenzo Bini Smaghi, reconoció que la prolongación excesiva de los estímulos anticrisis de esa entidad podría retrasar los cambios necesarios en el sistema bancario.

Subrayó que mantener el apoyo a la liquidez durante demasiado tiempo dilataría los problemas en dicho sector.

El funcionario añadió que aunque por un lado se crearía una dependencia de las ayudas en materia de financiación, por el otro, retirarlas demasiado pronto podría desencadenar otras dificultades.

En tal sentido, explicó que una política monetaria más restrictiva de lo necesario, implicaría un menor crecimiento hasta que el comportamiento se adapte a la nueva situación.

Sobre el tema, Jozef Makuch, otro de los seis consejeros del BCE reconoció que los países de la Eurozona deben trabajar por una mayor coordinación fiscal, principalmente a causa de la crisis de deuda que desde hace más de un año golpea al llamado Viejo Continente.

Insistió en la importancia de fortalecer las herramientas de control para prevenir coyunturas como la actual.

Makuch consideró indispensable que las próximas pruebas de solvencia a los bancos se basen en criterios más estrictos, de forma que revelen los riesgos existentes en los manejos de esas entidades.

También el Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que los bancos europeos deben ser sometidos a rigurosos exámenes para recuperar la confianza de los mercados.

Señaló que los problemas de deuda en varios países del Viejo Continente reavivaron las dudas sobre el estado del sistema bancario.

también te puede interesar