Economía

COSEP respalda a Daniel y critica falta de flexibilidad de la UE

Los empresarios privados acusaron a la Unión Europea de producir atascos innecesarios en la negociación con Centroamérica

Redacción Central |

Los empresarios privados acusaron a la Unión Europea de producir atascos innecesarios en la negociación con Centroamérica

El presidente Daniel dijo que Nicaragua propuso en las conversaciones un fondo para combatir la pobreza en Centroamérica, que ascendería a unos 70 mil  millones de dólares.

El COSEP expresó que esta propuesta de Ortega «debe ser motivo de análisis y discusión, de manera que su inclusión en el acuerdo sea consecuencia de un consenso sobre la modalidad de dicho Fondo».

Agregó que la UE «debe demostrar avances en los temas no atendidos o no resueltos, y que son fundamentales para que los países perciban avances sustanciales en esta negociación».

El presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, sostuvo que las asimetrías «requieren de un fondo incentivador de sus economías estructuralmente débiles y de muchas limitaciones…»

Carlos Melara, uno de los delegados hondureños en las pláticas, dijo a la AP en Tegucigalpa, que Nicaragua decidió retirarse luego de proponer el fondo para combatir la pobreza en Centroamérica, lo cual no fue respaldado por los demás representantes de la región ni de Europa.

El Grupo Comercio de Agencias de Cooperación Internacional (ACI) advierte que el actual modelo de Acuerdo de Asociación (AdA) impulsado por la Unión Europea no ayudará a reducir la pobreza ni fomentará el desarrollo de Centroamérica.

Las agencias que integran el Grupo de Comercio ACI se han posicionado en el contexto de la VII Ronda de Negociación UE-Centroamérica que se está desarrollando en Tegucigalpa, Honduras.

«Los intereses de la UE están centrados en un tratado de libre comercio y no en un acuerdo con objetivos más amplios. La UE ha seguido negociando sin tener estudios de impacto sobre lo que se negocia e imponiendo sus intereses en el pilar comercial a costa de concesiones en el respeto a derechos humanos en los otros dos pilares (cooperación y diálogo político).

En estas condiciones, y bajo el actual escenario de la crisis financiera internacional, está claro que las personas más pobres de América Central perderán», señala la Agencia de Cooperación Diakonia.

Para Sonia Cano, representante de Oxfam Internacional los acuerdos de libre comercio ya han demostrado ser poco efectivos para sacar de la pobreza a las poblaciones más desfavorecidas. «Mientras se siga en la misma línea de liberalizar mercados sin tomar en cuenta los desequilibrios, este acuerdo con la UE no sacará de la pobreza a los más vulnerables; aquellos que necesitan desesperadamente de mayor desarrollo, no lo tendrán ni sus derechos serán respetados en la región».

«Resulta preocupante que tras varias rondas de negociación cuestiones tan elementales como el derecho humano al agua, los derechos laborales, los derechos humanos contra el genocidio, y el derecho a la inclusión y participación de todos y todas los afectados con el acuerdo, no hayan sido reconocidos y defendidos.», explica Sonia Cano.

En la práctica, la negociación del AdA ha ocultado hasta ahora sus posibles impactos negativos en la población de Centroamérica. Los niveles de desigualdad y pobreza de los países centroamericanos sumados a la crisis financiera mundial provocarán que el número de nuevos pobres en Latinoamérica, como lo ha expresado recientemente el Banco Mundial, aumente a más de 6 millones solo para este año 2009.

«Los acuerdos tales como el CAFTA-RD (y ahora a punto de firmar uno con la Unión Europea), se caracterizan por excluir la voz de los pobres. El sector productivo campesino y la pequeña empresa de nuestros países también necesitan manifestar sus inquietudes, necesidades e intereses frente a este tipo de acuerdos, para que de esta forma se incluyan las condiciones que les permitan aportar como entes productivos y no ser condenados a ser únicamente mano de obra barata para inversiones externas o simplemente como consumidores, acrecentando así la dependencia de los productos externos», apunta Carlos Ruiz de la agencia de cooperación MS.

Para Annabell Guzmán, portavoz de VE-COMA (Vredeseilanden), «estamos cumpliendo tres años de la implementación del CAFTA-RD con Estados Unidos. ¿Cuáles han sido los beneficios de este TLC en la región? En vez de haber beneficiado a los más pobres y generar crecimiento con un desarrollo sostenible equitativo, se ha logrado muy poco. El acceso a mercados ha sido más duro de lo que se pensaba. Con la UE, persisten las mismas trabas al comercio y, además, se utilizan las premisas de diálogo político y comercio para lograr más concesiones y sin estudios de impacto ambiental».

«Creemos que si no hay un giro de 180 grados, tenemos suficientes argumentos para abogar porque no se firme un acuerdo como este, porque de esta forma empeorará las condiciones de vida de los más pobres. Mientras no se antepongan los derechos humanos sobre los comerciales, este acuerdo no debe ser firmado», concluye Annabell Guzmán.

también te puede interesar