Economía

Prevén fuerte baja del crecimiento en América Latina

Advierte la CEPAL que el producto interno regional aumentará, pero fuertemente por debajo de las proyecciones iniciales, descendiendo bajo el cuatro por ciento

Redacción Central |

Advierte la CEPAL que el producto interno regional aumentará, pero fuertemente por debajo de las proyecciones iniciales, descendiendo bajo el cuatro por ciento

América Latina sufrirá una fuerte reducción del crecimiento en 2009, año en que caerá la creación de empleo y probablemente volverán a asomar los déficit en cuenta corriente en la región, alertó Cepal.

«El producto interno regional aumentará, pero fuertemente por debajo de las proyecciones iniciales, descendiendo bajo el cuatro por ciento», sostuvo el director de la División de Desarrollo Económico de Cepal, Osvaldo Kacef.

Un primer efecto será que el desempleo, que venía cayendo desde el 11 por ciento en 2003, dejará de retroceder, para estabilizarse en torno al 7,5 y 8,0 por ciento actuales.

O sea, unos 21 millones de latinoamericanos estarán cesantes el próximo año, mientras que sólo cinco de cada diez trabajadores tendrá un empleo formal, con protección social

Evidentemente habrá una precarización», resumió Kacef. Sin embargo, matizó que es necesario «tomar distancia» de la «histeria» bursátil, para analizar los efectos de la crisis en la economía real.

Por lo pronto, avizoró que «México y Centroamérica serán las economías más afectadas», debido a la contracción de las remesas y la menor demanda de manufacturas desde países desarrollados, en especial Estados Unidos, su principal comprador.

La situación sería especialmente grave en Haití, Nicaragua y Jamaica, donde los envíos monetarios del exterior representan entre 23 y 33 por ciento del producto interno bruto (PIB). En Sudamérica, los más afectados serían Bolivia y Ecuador, países donde las remesas representan cerca de un diez por ciento de su PIB.

No obstante, Kacef advirtió que en todos los países de la región «los indicadores sociales estarán sometidos a stress», en especial los relativos a pobreza, situación que afecta a 200 millones de personas.

Respecto del tipo de cambio, sostuvo que la volatilidad actual debería superarse, para entrar en una etapa de normalización, aunque evidentemente con un dólar apreciado frente a las monedas locales.

Los países donde más avanzó hasta ahora el dólar son Paraguay, Venezuela, Uruguay, Bolivia y Brasil, con apreciaciones sobre diez por ciento en 2008.

En ese escenario, Kacef insistió que los bancos centrales de América Latina deben actuar en sus mercados de divisas, pare evitar que los incrementos en el tipo de cambio afecten la capacidad de pago de las empresas exportadoras, en especial las de menor tamaño.

«Acá el problema no está en los bancos, sino en la economía real», insistió.

Cepal además recortó también las proyecciones de crecimiento para este año, situadas en 4,7 por ciento, reveló. Pero, por ahora, aún algunos países mantendrán altas tasas de expansión, como Perú, Panamá, Uruguay y Argentina.

En contraste, las poderosas economías de Brasil, México y Chile, que producen dos tercios del PIB regional, crecerán por debajo del 4,5 por ciento.

también te puede interesar