Deportes

Un viaje deportivo por Río de Janeiro

Los Juegos Olímpicos se desarrollarán entre el 5 y el 21 de agosto venidero. La ciudad sede es el territorio más carismático de todo Brasil

Mascotas de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016
Mascotas de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 |

José A. Quintero |

Viajar a Brasil supone conocer varias de las grandes maravillas contemporáneas del mundo. El Cristo Redentor, el Pan de Azúcar, el Fuerte de Copacabana… sus mujeres. Uno viaja a Brasil y conoce una tierra diferente, donde reina la felicidad y el buen ambiente entre su gente, entre las personas de a pie. Baila uno con la samba y se queda anonadado con la belleza de sus chicas –disculpen la reiteración.

Uno toca suelo brasileño, y no se puede ir sin mover el cuerpo y sin degustar el sabor de una gran ciudad, tan popular y tan amada: Río de Janeiro. La ilusión de conocerla es grande y las expectativas reinan por doquier. Las playas de Copacabana e Ipanema, el majestuoso Maracaná, un estadio que es sinónimo de historia. Cinelandia y su vida nocturna, la de Río.

La oportunidad de conocer Río de Janeiro, de romper la intriga, llegará próximamente. Los XXXI Juegos Olímpicos se celebrarán del 5 y el 21 de agosto venidero en esa ciudad brasileña. La ciudad más característica y carismática de todo Brasil, pese a que sea Brasilia la capital. Es decir, nos espera pura fiesta. Fiesta divina. Fiesta de la buena.

Río de Janeiro es la segunda ciudad más poblada del país y la receptora de la mayoría del turismo internacional. Será, además, el primer territorio olímpico del cono sur americano. Poco después se organizarán los XV Juegos Paralímpicos, una versión de los JJ.OO  para personas con discapacidad, entre el 7 y el 18 de septiembre. Río, entonces, será historia, si es que ya no lo es.

Camino a organizar el evento mundial, la faena fue ardua. Siete ciudades presentaron oficialmente su candidatura ante el Comité Olímpico Internacional, pero tras un primer corte, la lista fue reducida a cuatro: Río de Janeiro, Madrid, Chicago y Tokio. De estas, la urbe cariaca fue elegida el 2 de octubre de 2009 en Copenhague, Dinamarca.

La candidatura de Río se basó en cuatro conceptos: excelencia técnica, experiencia de por vida, transformación y apoyo al movimiento olímpico y paraolímpico.

La excelencia técnica implica reforzar aspectos como el alojamiento, el transporte, la criticada seguridad y la fortaleza financiera. El segundo principio, «Experiencia de por vida», habla de estadios llenos y la pasión por el deporte.

El tercero, transformación, es una mezcla de cambios sociales y ambientales para la ciudad de Río orientados a la inclusión social de los colectivos marginados mediante la transformación olímpica. El último, apoyo al movimiento olímpico y paraolímpico tiene que ver con impulsar el olimpismo en los jóvenes y el voluntariado.

El triunfo de Río significó los primeros juegos olímpicos sudamericanos y fue una sorpresa para muchos, que apostaban por Chicago o Madrid. Miles de deportistas darán su mayor esfuerzo. Miles de turistas disfrutarán de cada lid, y, además, gozarán de sus espacios, de su gente, de su aire puro, con un leve soplo de aire en la nuca.

Si usted quiere conocer a Río, una zona paradisiaca, de éxtasis, puede volar hacia ese sitio en agosto o puede sentarse a disfrutar de sus olimpiadas por la TV. Brasil estará junto a nosotros, lejos o cerca, y podremos conocer a la ciudad que tanto se admira y habla, y los selfies, con el Cristo Redentor detrás, estarán a la orden día en las redes sociales. Río será Facebook e Instagram. Río estará de fiesta.
mem/jos

también te puede interesar